La cancelación de la ‘Operación Salida’ de Semana Santa por las restricciones de movilidad decretadas por el Gobierno para frenar la expansión del Covid-19 apenas restará un 5% a la facturación anual de los talleres, según datos de Euromaster.

“Si bien es una época en la que se hacen millones de desplazamientos por carretera, hasta 15,5 millones en la Semana Santa de 2019, según la DGT, en volumen de negocio para los talleres no representa un pico de trabajo ni es diferente a otros meses sin campaña vacacional como puede ser octubre o noviembre”, afirma el especialista en mantenimiento.

En cambio, el verano sí conlleva un repunte importante de ingresos para los talleres: sólo en el mes de julio se produce el 11% de la facturación del año, tres puntos más que marzo o abril. Y es que tener unas vacaciones más largas, con desplazamientos más lejanos y más kilómetros en ruta, se traduce en una mayor exigencia a la mecánica del vehículo y un mayor tráfico a los talleres para su puesta a punto.

Euromaster grafico talleres

Además, este año, debido al parón por el estado de alarma, se espera que la campaña de verano se alargue hasta agosto, en tanto los mantenimientos pospuestos se llevarán a cabo en la época estival, por lo que es previsible un repunte del negocio ese mes, que podría ser del 2%, según Solera. Esto serviría para amortiguar en parte la caída de actividad en primavera por las restricciones de movilidad.

Entre las operaciones más habituales que se mantendrán a la espera de que la movilidad vuelva a las carreteras se encuentran las relacionadas con el mantenimiento de los neumáticos, la revisión del nivel de aceite y de los frenos. Otros dos elementos también protagonistas en estas visitas a los talleres en Semana Santa son las revisiones del limpiaparabrisas y del aire acondicionado.

Según Carlos Verduras, director de Marketing de Euromaster para España y Portugal, “la normalidad volverá paulatinamente, pero la movilidad es esencial en nuestras vidas. Por eso, esperamos que cuando se levante el confinamiento, los vehículos vuelvan a rodar y ello se traduzca en una recuperación lo más rápida posible. Sabemos que no será de un día para otro, pero tenemos que estar preparados para acompañarla desde el primer día”.