Ficosa celebra su 70º Aniversario con una apuesta decidida por las nuevas tecnologías destinadas a una conducción más asistida, el vehículo autónomo, el coche conectado y la e-movilidad para liderar la actual transformación del automóvil.

Durante los últimos años, la compañía ha llevado a cabo un plan de inversiones en nuevas tecnologías, que reforzará con 500 millones de euros en los próximos cuatro años para impulsar su posición en estas áreas decisivas para el automóvil del futuro. La compañía, que facturó en 2017 1.280 millones de euros e invirtió en I+D alrededor del 8% de sus ventas, prevé que en los próximos cinco años la facturación de sistemas tecnológicos ascienda de los 100 millones a unos 800 millones.

Ficosa ha desarrollado y producido el retrovisor digital del Audi e-tron, el primer automóvil que sale al mercado con esta tecnología compuesta por cámaras y pantallas que substituyen a los tradicionales espejos exteriores. A finales de 2018, Ficosa también potenció su apuesta por la electromovilidad con la inauguración de su nuevo Hub de e-Mobility, un centro pionero a nivel nacional e internacional en tecnología para la movilidad eléctrica. Ubicado en Viladecavalls, da empleo a más de 120 ingenieros.

En palabras de Javier Pujol, CEO de Ficosa, “como parte de nuestro ADN, la evolución de Ficosa ha ido siempre muy ligada a la transformación del automóvil. Hace unos años fijamos nuestras miras en productos tecnológicos y de alto valor añadido para el automóvil y apostamos fuerte por nuestra transformación. El retrovisor digital y el nuevo Hub de e-Mobility son claros ejemplos de que, una vez más en la historia de Ficosa, supimos anticiparnos y tomar la decisión acertada. Son muchos los kilómetros que hemos recorrido durante estos 70 años, pero la carrera hacia el coche de futuro es trepidante, por lo que estamos pisando el acelerador para impulsar nuestra innovación y seguir ocupando las primeras posiciones”.

El esfuerzo por capitalizar las innovaciones y los últimos avances también se ha traducido en la ampliación del equipo de Ingeniería enfocado a estos nuevos productos tecnológicos, alcanzando una cifra récord de más de 1.170 ingenieros a nivel mundial. De éstos, más de 700 trabajan en el Centro Tecnológico de Viladecavalls (Barcelona), el centro de ingeniería más importante del grupo en el que se contrataron a 160 ingenieros en 2017.

Durante los últimos cinco años, Ficosa ha reforzado su alcance global con nuevas plantas en Jandira (Brasil), Shenyang (China) Cookeville (Estados Unidos) y Rabat (Marruecos), este último centro inaugurado en el pasado año supuso el aterrizaje de la compañía en el continente africano. Además, recientemente la compañía ha potenciado su presencia en Portugal con unas nuevas instalaciones en Maia.