Cada minuto, una media de 150 litros de refrigerante son bombeados a través del circuito de refrigeración de un vehículo estándar, donde entran en contacto con unos 100 materiales diferentes con los que debe ser compatible.

Por ello, no es de extrañar que el líquido anticongelante deba cumplir numerosos requerimientos de calidad. Fuchs pone a disposición de sus clientes la extensa gama de fluidos Maintain Fricofin, para decir adiós a las averías.

 

Recordemos que un tercio del calor generado en la combustión del motor se disipa gracias al refrigerante: el líquido que refrigera el motor, que incluso en inviernos trabaja a elevadas temperaturas.

Con los motores modernos, las exigencias con las que deben cumplir estos productos son cada vez más altas, debido a que los fabricantes de vehículos pesados desarrollan radiadores de aluminio y aleaciones con capacidades cada vez más ajustadas, en espacios de menor tamaño y con peor refrigeración, y sometidos a temperaturas mayores, como resultado del aumento de la potencia y el rendimiento de los motores.

Fuchs crea fluidos refrigerantes de alta calidad para favorecer la refrigeración de los motores y proteger su circuito de refrigeración, manteniéndolo limpio y en perfecto funcionamiento y manteniendo sus cualidades anticongelantes.

Sólo los refrigerantes de la mayor calidad, como los de la gama Maintain Fricofin, pueden ofrecer una seguridad y fiabilidad certificadas y son capaces de cumplir con todas las exigencias que se esperan de un anticongelante de alto rendimiento, como son:

-Capacidad anticongelante
-Protección frente a la suciedad
-Protección frente al sobrecalentamiento
-Protección frente al desgaste y la oxidación
-Protección frente a la corrosión

Por otro lado, satisfaciendo la demanda de mayores requerimientos acerca de los límites de emisiones de escape de los motores modernos y, por ende, mayores exigencias para sus refrigerantes, Fuchs lanza un nuevo producto refrigerante de ultra alto rendimiento: el Maintain Fricofin HDD.

Este concentrado basado en monoetilenglicol con silicato cubre todas las nuevas peticiones de la Norma Americana US TIER 4 para motores de servicio pesado. Debido a sus excelentes propiedades inhibidorasno se requieren aditivos complementarios.

Su formulación proporciona una excelente protección contra la corrosión y la cavitación en todas las áreas y componentes del circuito de refrigeración de motores instalados tanto en equipos móviles como estacionarios.