El vehículo de ocasión es ya la primera opción de compra para el 76% de los conductores que se acercan a este mercado. Dado que estos modelos de segunda mano también tienen cubiertas por ley las averías mecánicas, siendo el vendedor quien debe responder por ellas, Ganvam ha estandarizado qué aspectos deben cumplir los contratos de garantía mecánica para contribuir a un mercado de usados más fiable y transparente.

En el “Decálogo de Buenas Prácticas para la Comercialización de un Contrato de Garantía Mecánica” de Ganvam, la patronal de la distribución establece cuáles son las responsabilidades y obligaciones que tienen en este sentido tanto los vendedores como las aseguradoras que les proporcionan estas coberturas, con el fin no solo de aumentar la protección del comprador de vehículos usados, sino también de poner en valor el buen hacer del distribuidor profesional.

En este sentido, GarantiPLUS, especialista en extensión de garantía mecánica comercial con respaldo asegurador, se ha convertido en la primera compañía del sector en suscribir este decálogo, adaptando sus soluciones a las condiciones de estas bases reguladoras. Fruto de esta colaboración, la aseguradora ha desarrollado la garantía mecánica GP Ganvam, de tal forma que los distribuidores que se acojan a ella podrán distinguirse ante los compradores "por su transparencia, confianza y fiabilidad".

ganvam car garantie

GP Ganvam otorga al comprador diversas coberturas frente a averías fortuitas que puedan surgir en el motor, la caja de cambios, el diferencial, el sistema de dirección, el embrague, los frenos, la refrigeración, el circuito de alimentación, el sistema eléctrico o el aire acondicionado.

Además, el comprador que lo exija tiene garantizado aspectos esenciales como que el vendedor no puede eludir la responsabilidad legal de garantizar las averías mecánicas; que el PVP del coche incluye estas responsabilidades establecidas en la ley; que el vendedor que contrata el seguro de garantía mecánica será el tomador, pero los beneficios deben repercutir siempre en el comprador del coche; o que la compañía de garantías acepta a Ganvam como mediador en caso de conflicto.

Según el director corporativo de Ganvam, Jaime Barea, “con la normativa en la mano (Real Decreto Legislativo 1/2007), es el vendedor quien debe responder por las garantías mecánicas de un vehículo de ocasión, de tal forma que concesionarios y compraventas deben ofrecer una cobertura de, como mínimo, un año. Estamos plenamente comprometidos con un mercado de usados más transparente y fiable, que dé cobertura y seguridad al comprador, pero que también distinga a los proveedores que ofrecen un servicio impecable, impulsando la autorregulación”.

Para el CEO de GarantiPLUS, Héctor Izquierdo, “iniciativas con esta demuestran que no todo vale y que el distribuidor debe comprometerse con el vehículo que entrega. El cumplimiento escrupuloso de los estándares en la comercialización de garantías mecánicas es un objetivo con el que todos los actores del sector nos tenemos que alinear para garantizar al comprador la protección que merece”.