Gates Industrial Corporation sigue centrado en el sector de los camiones y los autobuses e intensifica el desarrollo de sus productos destinados al mercado independiente de recambios. El nuevo tensor para vehículos industriales (T38667), utilizado en aplicaciones populares de Mercedes, ayuda a los clientes a reducir el coste por kilómetro. Concebido inicialmente como sustituto de los tensores originales de los motores de la familia OM470, este nuevo tensor puede utilizarse, además, en camiones Actros, Antos y Arocs, y en autobuses Travego, entre otros.

En comparación con el nuevo tensor para vehículos industriales de Gates, los tensores de equipo original emplean otros árboles de levas de pivote, lo que dificulta mantener la alineación. Además, el tensor de equipo original utiliza montantes hidráulicos, que hacen que todo el dispositivo tarde más en reaccionar a los constantes cambios derivados de los requisitos de potencia fluctuantes de los accesorios, lo que a su vez podría provocar vibraciones y desgaste de la correa.

“Las grandes inversiones hechas en el diseño de productos y en tecnología nos permiten ofrecer soluciones de equipo original de primera calidad. Gracias a una tecnología especial que mejora el diseño del tensor T38667, por ejemplo, se evitan fallos prematuros del resorte y el mecanismo de amortiguación, con lo que se consigue un rendimiento mucho mayor, de hasta 550.000 kilómetros”, afirma Enzo Strappazzon, presidente de la región de Europa.

El diseño exclusivo del tensor, con un sellado en forma de laberinto, protege el resorte, el mecanismo de amortiguación y el árbol de levas frente a elementos que podrían provocar fallos prematuros, como la suciedad. El sistema de amortiguación de la tensión de la correa, a su vez, reduce el movimiento del brazo, elimina las vibraciones de la correa y mantiene su tensión, lo que prolonga la vida útil tanto del tensor como de los accesorios. Este aspecto resulta fundamental, en vista del considerable movimiento del tensor, resultante de las cargas de los accesorios, que suelen variar bastante.

Además de su fácil instalación, los tensores DriveAlign T38667 para vehículos industriales destacan por un árbol de levas de pivote mayor, lo que prolonga la vida del tensor; una mayor longitud del brazo del tensor, lo que reduce el desgaste del árbol de levas de pivote; el equilibrio de las cargas, lo que garantiza una correcta alineación del tensor; los rodamientos para polea de doble fila, cuya durabilidad y estabilidad superan las de otros rodamientos; una mayor amortiguación, que reduce el movimiento del brazo; y un alto rendimiento en vehículos industriales (de hasta 550 000 kilómetros), que se traduce en una reducción de los tiempos de paro y del coste por kilómetro. El tensor se suministrará con varios kits Extra Service Micro-V.