Grupo Soledad acaba de presentar en el Consejo de Administración las cuentas consolidadas del pasado ejercicio, cuyo balance arroja una cifra de facturación de 322.751.413 euros, un 6,5% sobre el año anterior, y un beneficio cercano a los diez millones de euros (9.939.000) en 2018. Las distintas líneas de la marca han generado un EBITDA récord con 17.814.352 euros, mejorando el resultado en dos millones de euros.

Con estas cifras, Grupo Soledad consolida su posición el sector del neumático europeo, como el principal distribuidor del sur del Viejo Continente, con más de 40.000 clientes.

La empresa familiar, fundada por los hermanos Pérez Vázquez, ha realizado inversiones por un total de 10,5 millones de euros, destacando, entre las principales, la construcción de un nuevo centro logístico en Barcelona, junto a un megataller y un área de servicio, en unas instalaciones de 9.000 metros en Zona Franca de Barcelona.

Respecto a la distribución de neumáticos en España, el pasado año alcanzó distintos acuerdos de suministro con diversas firmas del país de todos los canales del mercado, y alcanzó los 1.800 puntos de venta abanderados a través de sus marcas: Confortauto Hankook Master, Blacktire, Ecological Drive y Fixcar.

Asimismo, dentro de su política de crecimiento en puntos de venta, ha sumado al grupo nueve nuevos talleres, a través de la participación en las sociedades Neumáticos Luis y Neumáticos Bertólez (Galicia) y Leonesa del transporte (León), que se suman a las ya incorporados Comercial Sea (Tarragona), Industrial tyre (Jerez) y Neumáticos Miñor (Asturias y Galicia).

Grupo Soledad agrupa ya 63 puntos de venta en distintas partes del país, especializados en grupo auto, camión y mecánica

Los productos que comercializa la compañía están presentes en más de 50 países, pero es en España, Portugal, Francia y Marruecos donde cuenta con infraestructura propia. En este último país, Grupo Soledad abrió el pasado año un nuevo almacén en Casablanca, que se suma al de Tánger y que consolida su apuesta por el país norteafricano.

En la división industrial del Grupo, todas las empresas han aumentado su presencia en los mercados exteriores y han participado en procesos de modernización de sus procesos productivos. De esta forma, se ha robotizado la línea de fabricación de turismo y 4x4 de Industrias del Neumático, y se ha incorporado la visión artificial a la producción para la medición y control. La empresa también firmó el acuerdo con Continental para la fabricación de sus neumáticos recauchutados de camión en España.

Caucho Industrial Verdú ha participado en la construcción, proveyendo apoyos elastoméricos en destacadas construcciones en todo el mundo, entre las que destaca Eslovaquia (la autopista d4r7 de Bratislava), los puentes Helwan y Qus en El Cairo o el AVE a Murcia. Por su parte, Mezclas Caucho inauguró un nuevo laboratorio para la industria de la goma y firmó una 'joint venture' con la multinacional brasileña Vipal para la fabricación y desarrollo de compuestos para el mercado europeo.

El grupo, en el que trabajan más de 1.000 personas, adquirió el pasado año la empresa Tallants Navarro, especializada en el diseño, fabricación y suministro de cuchillas, dados y elementos de corte, así como en el diseño de plantas de reciclado. Una firma con la que el grupo incide en su apuesta por el reciclado como línea de diversificación de su actividad. Asimismo, lanzó la empresa de IT Soluciona, para ofrecer soluciones digitales y servicios de valor añadido para la transformación digital de compañías y Administraciones Públicas.

Con todas estas líneas de trabajo, Grupo Soledad afirma cerrar “un ejercicio con buenos resultados y con una base sólida para aumentar su crecimiento”.