GT Motive participó un año más en el Congreso Apcas, que el pasado fin de semana celebró su décima edición en Valencia. La firma, dedicada al desarrollo de software de valoración y gestión de siniestros, además de ser patrocinador del certamen, quiso aportar su conocimiento en busca de una mejora en la creación de la figura de este profesional que necesita, según las tendencias, reinventarse en un sector en continuo cambio y evolución.

 

Así, Antonio Osuna, Director Senior de GT Motive Iberia, desveló las tendencias actuales y las necesidades de reciclaje de este actor que, hoy en día, está perdiendo importancia, aun siendo el valor técnico principal en la cadena de valoración de daño tras un siniestro.

Una subida de la gravedad y bajada de la frecuencia, un proceso más rápido y con más auto servicio, unas ventajas para apalancar el coste y aumentar el servicio al cliente a través del Business Intelligence, una reducción o eliminación de la presencia de personas en procesos de bajo valor, unos procesos continuos y colaborativos y un menor control directo/gestión del siniestro, son las seis tendencias claves de futuro para los siniestros de autos.

¿Cómo debe ser el perito en 2016?

Debe ser la máxima figura de la cadena técnica en la compañía aseguradora y de renting.
Tiene que aportar su conocimiento de la red de talleres y colaboradores, incluso gestionándola.
Certificará los procesos e intervenir en la reingeniería de los mismos.
Su presencia como perito de cliente particular debe aumentar.
Su participación en las labores de asesoramiento técnico del automóvil a constructores, instituciones, compañías aseguradoras y renting es necesaria.

A juicio de Osuna, el apoyo a todos los actores en el proceso del siniestro es premisa clave en el trabajo diario. "Por ello, como expertos en tecnología, conectividad y grandes analizadores del entorno y el sector, auguramos un futuro diferente y esperanzador, pero siempre que nos adaptemos al cambio y a las necesidades del nuevo mercado".

"Siendo conscientes de la nueva situación: un cliente en el centro del proceso preparado, exigente y tecnológico; un nuevo mercado en busca de la eficiencia, del control de costes y de la satisfacción del cliente como foco; unos vehículos cada vez más avanzados y una implantada tecnología en los procesos, la adaptación de la figura del nuevo perito 2016 se realizará con éxito", concluyó.