Impergom es una compañía fabricante de productos de caucho y caucho-metal fundada en 1976 por Benito Fusco como resultado de la experiencia de Original Imperium, una marca creada en 1938. En ese momento, la compañía distribuía artículos técnicos, accesorios y repuestos para bicicletas, motocicletas y automóviles. Hoy, Impergom vende repuestos de caucho y de caucho-metal para automóviles italianos, europeos y asiáticos.

Más de 25.000 referencias que sus clientes pueden encontrar fácilmente en sus catálogos organizados por familias de productos: bujes, barras estabilizadoras, poleas, soportes motor, fuelles y kits, mangueras de radiador y combustible, depósitos de agua y bridas de refrigerante, mangueras de filtro de aire y turbo, kits soportes amortiguadores. Todos los datos de los catálogos corresponden a los de las bases de datos de los fabricantes de automóviles. Los códigos se examinan y verifican cuidadosamente, para que los clientes puedan realizar pedidos con la certeza de recibir el material esperado. Y, por supuesto, Impergom está presente en TecDoc.

“La logística es uno de nuestros puntos fuertes; en nuestro almacén tenemos un software de vanguardia que nos permite acelerar la entrada de mercancías con especial atención a la calidad. La cooperación con SKF Logistics Services es crucial y nos permite embalar pedidos en tiempos más rápidos”, explican desde la compañía. Además, en 2020 ha inaugurado un nuevo almacén en Madrid para poder dar servicio al mercado español. Así, en menos de 24 horas llegan a cualquier punto de nuestra geografía. Y la gestión comercial para España y Andorra la asume desde el 1 de junio RRA-Ribó Representaciones.

Otros aspectos que destacan en Impergom son la innovación, la garantía y la sostenibilidad. La gestión del inventario está planificada por Service Optimizer +99, el mejor software del mercado que puede hacer pronósticos basados en la demanda y planificar de forma independiente el stock.

En cuanto a la garantía, Impergom reconoce una garantía de 2 años o 100.000 km, lo que ocurra primero, contra defectos de fabricación en su gama de productos. Para las poleas ofrecen 3 años de garantía. Además, Impergom protege a sus clientes en el improbable caso de daños causados por productos defectuosos o en caso de que sea necesaria una campaña de retirada.

Por último, el núcleo de la misión de la compañía italiana siempre ha sido la calidad y la seguridad. “Siempre trabajamos respetando el medio ambiente y las normativas vigentes en materia de embalaje y reciclaje. Elegimos piezas de repuesto nunca producidas con “minerales de conflicto” que provengan de minas bajo el control de las fuerzas violentas en países de África”.