En su último post, Isi Condal habla de la Formación Bonificada, un servicio que facilita el Estado a través de la Fundación Estatal para la formación y el empleo (Fundae). El objetivo es capacitar a las personas para el trabajo y actualizar sus competencias y conocimientos a lo largo de su vida profesional. Con esta finalidad, la Fundae bonifica cursos para los trabajadores en activo de las empresas. La ayuda económica del Estado se hace efectiva mediante bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Cualquier empresa puede beneficiarse de la Formación Bonificada siempre y cuando durante el año anterior haya cotizado en concepto de formación profesional. También si se trata de una empresa que abre un nuevo centro o una empresa de nueva creación y se incorporan nuevos trabajadores.

La empresa puede bonificar el 100% del coste del curso dependiendo de ciertos límites. La Fundae divide los costes de una acción formativa en costes directos, costes indirectos y costes de organización. Los indirectos serían, por ejemplo, los de limpieza y están limitados al 10% de la suma de los costes directos y de organización. Los costes de organización son los que se generan cuando la formación la organiza una empresa externa y su bonificación está limitada al 10%, 15% ó 20% de los costes directos (los de impartición del curso). La Fundae también limita la bonificación de los costes de impartición. En el caso, por ejemplo, de que sea un curso sobre nuestro Software de Gestión IsiParts, el límite son 13 euros / hora por participante.

Para saber el crédito anual asignado para formación, se puede acceder utilizando el certificado digital al simulador de Fundae “calcular importe anual Formación bonificada”. El cálculo se lleva a cabo en función de la cuota de formación profesional ingresada en el año inmediatamente anterior y en función de la plantilla media de vuestra empresa. El resultado será un porcentaje de esa cuota.

Para solicitar la Formación bonificada, hay dos opciones:

  • Que la propia empresa gestione la solicitud de Formación bonificada. Para ello será necesario que darse de alta en la aplicación telemática de la Fundae. A través de esta aplicación, habrá que informar al Estado de los datos del curso (inicio, fin, lugar, asistentes) y presentar la documentación correspondiente, que incluye información a la representación sindical de la empresa, contrato para la empresa que lleva a cabo el curso, controles de asistencia, evaluación,...
  • Contratar a una empresa especializada para que lleve a cabo la gestión administrativa del curso de Formación bonificada. Este tipo de empresas se encarga de registrar la acción formativa ante la Fundae y de llevar a cabo todos los trámites necesarios relacionados con la formación, incluida la solicitud de bonificación.

La Formación bonificada ha de ser oficialmente dada de alta en la plataforma de bonificaciones Fundae con al menos una semana de antelación a la impartición del curso. Tras el alta de la acción formativa, las fechas indicadas son inamovibles. Las formaciones gestionadas a través de Fundae pueden bonificarse hasta el 30 de enero del año siguiente; es decir, si un curso se imparte durante 2020, se podrá solicitar la bonificación en las cotizaciones a la Seguridad Social que se presentan con fecha máxima hasta el 31 de enero del 2021.