El Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (CITA, por sus siglas en francés) celebra su 50º Aniversario en Bruselas (Bélgica). A pesar de los cambios del sector en este medio siglo, el organismo mantiene viva su ambición por hacer una conducción más segura y preservar el medio ambiente. Un objetivo compartido por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (Aeca-ITV), cuyo presidente, Luis Ángel Gutiérrez Pando, y su director gerente, Guillermo Magaz, participan en este encuentro.

El presidente de CITA, Gerhard Müller, destaca la importancia de la imparcialidad de los inspectores de ITV que “es y siempre será la condición previa para nuestro éxito y esto es lo que nos hace únicos”. Para Müller, la inspección imparcial del vehículo es más que nunca la forma esencial de garantizar el cumplimiento de toda la vida del vehículo y que está en condiciones de circular. “Éste es nuestro origen, nuestro principal campo de trabajo y estamos orgullosos de ello”.

CITA 50 aniversario

No obstante, desde el Comité Internacional reconocen que las estadísticas mundiales de accidentes no son aceptables. "Por lo tanto, seguiremos siendo el foro de expertos independiente que ofrece soluciones específicas para las diferentes regiones del mundo Y ayudar a los gobiernos a mejorar la seguridad vial y la protección del medio ambiente”.

En ese sentido, el presidente de Aeca-ITV, Luis Ángel Gutiérrez Pando, subraya que la Directiva europea 2014/45/UE “asegura la imparcialidad de los operadores de ITV”, y nuestra normativa nacional (Real Decreto 920/2017) lo hace “mediante incompatibilidades específicas del comercio de vehículos y de las empresas de transporte por carretera, y la exigencia de que todas las estaciones de ITV estén acreditadas como organismo de inspección de tercera parte, tipo A, conforme a la norma UE-EN ISO/IEC 17020”.

Otros temas de interés que centralizan este aniversario de CITA son las nuevas tecnologías y la conducción automatizada, que pueden hacer que el tráfico sea más seguro y sostenible en el futuro, pero que supondrán nuevos desafíos. En palabras de Gerhard Müller, “los procedimientos de prueba adoptados, incluida la evaluación de los datos del vehículo, son necesarios para que las personas y la sociedad en general no se vean amenazadas por los avances del vehículo sin conductor”.