El éxito de los equipos originales de Gates dará un gran paso el mes que viene, cuando se comercialice el nuevo Jaguar XE. Se trata del primer modelo del Jaguar Land Rover (JLR) que incluye un motor JLR, diseñado y construido por el prestigioso fabricante de automóviles. También es el primero que cuenta con un sistema de transmisión por correa de accesorios desarrollado, probado y suministrado por Gates.

 

El desarrollo del motor AJ200 (o Ingenium) de 2.0 litros y cuatro cilindros supone un cambio de primera magnitud en la relación entre JLR y Gates, ya que además de correas se suministrará ahora también los componentes metálicos.

"En el Centro de Pruebas Europeo de Alemania, los especialistas de Gates diseñaron el sistema de transmisión por correa de accesorios. Otro grupo de especialistas en equipos originales de Gates en el Reino Unido gestiona el proyecto", expone Casper Haenbeukers, Responsable de Partes Metálicas y Desarrollo de Gates.

La planta de Gates en Izmir (Turquía) fabrica los tensores y las poleas guía, mientras que la planta de Balsareny (España) produce las correas. "Es un gran salto de éxito internacional de nuestra actividad con equipos originales en Europa", agrega a continuación.

Gracias al éxito, JLR pasará de estar fuera del Top 10 en cuanto a ingresos por ventas (2011) a figurar en el Top 5 cuando se alcance el pico de producción (2018).
Nick Herbert, Director Global de EO de Gates (Europa), explica algunos de los retos que ha tenido que abordar Gates al desarrollar el sistema de transmisión por correa de accesorios para el nuevo motor JLR Ingenium.

Los modelos de motor de gasolina y diésel se instalarán en vehículos de toda la gama JLR, incluida la marca Range Rover. Tiene una profundidad vadeable de 900 mm., lo que implica que el sistema de transmisión por correa de accesorios debe ser capaz de resistir una exposición extrema a la contaminación por tierra y a la penetración del agua.
Una vez se acepta y se comprende que en algunos modelos va a haber menos espacio de motor con el que trabajar, el reto consiste en diseñar un sistema de transmisión por correa de accesorios de usos múltiples con piezas que sean adecuadas para todas las aplicaciones.

En el desarrollo del proyecto se emplearon tres años, desde la adjudicación del contrato hasta la presentación del primer modelo con el nuevo motor. El contrato de Gates continuará mediante el suministro directo de piezas nuevas a cuatro plantas de fabricación de JLR, entre ellas la nueva fábrica de Wolverhampton, construida específicamente para estos motores.