Las dos plantas de Johnson Controls con mayor productividad en la fabricación de baterías se encuentran en España. La primera es Burgos, y la segunda, en Guardamar de Segura (Alicante). Precisamente esta última ha celebrado su 40º aniversario con sus empleados y personalidades de la política. Esta planta, que ha fabricado 110 millones de baterías desde que se inició la producción en 1976 como Femsa, tiene una plantilla de más de 300 empleados. En ella se producen baterías de automóviles para fabricantes de coches y talleres mecánicos locales no sólo de España, sino también del resto de Europa, Turquía y Oriente Medio.

La de Guardamar es una de las plantas de producción más importantes de Johnson Controls. La producción se centra en las baterías de arranque con tecnología de rejilla PowerFrame. “Guardamar es líder en la instalación de rejillas PowerFrame, una tecnología exclusiva que reduce al mínimo la corrosión y optimiza el flujo de corriente”, apunta Francisco Gil, director de la planta.

El último producto de la planta se desarrolló en colaboración con la delegación alemana: la nueva gama de baterías de automóviles -High Heat- de Varta para la región de Oriente Medio y África. Gracias a su excelente resistencia térmica, la vida útil de estas baterías se prolonga incluso con temperaturas ambiente elevadas, una característica que las hace especialmente útiles para los propietarios de vehículos de países calurosos en Oriente Medio y África.

La innovación tiene tradición en Guardamar: en 1976, un joven equipo puso en marcha la producción de baterías en una de las plantas más modernas de Europa. Esta no sólo estaba equipada con la tecnología más moderna, además se dotó de un personal que aportó nuevos métodos de producción. Desde su fundación, esta planta siempre ha crecido a un ritmo constante. Guardamar tiene 300 empleados y con el paso de los años su capacidad se ha multiplicado por siete con respecto a la que tenía en la década de los noventa. Gracias a ello, la planta ha contribuido de forma decisiva al crecimiento de la comunidad de Guardamar. José Domingo, Vice President Operations Johnson Controls Power Solutions EMEA, resume así la historia de éxito de la planta en la región: “Durante estos 40 años, el compromiso, el talento, la innovación y el trabajo en equipo han sido la clave del éxito de nuestra empresa. Por otro lado, estamos firmemente comprometidos con Guardamar y la región, y así lo demuestra nuestra historia. Mantenemos un elevado nivel de inversión y creamos estabilidad laboral, favoreciendo así el desarrollo industrial y económico de la región”.