Nuria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), ha visitado las instalaciones de Francisco Albero S.A.U. para conocer de primera mano su nueva Sala Blanca tipo ISO-7, donde se fabrican los sensores cerámicos, principalmente para las sondas lambda. En la visita le ha acompañado, entre otros, Toni Vegara, coordinador del Distrito 3.

Con una inversión que ronda los seis millones de euros, esta Sala Blanca de 700 metros cuadrados dispone de una capacidad de fabricación de tres millones de sensores, ampliable a seis.

Desde FAE destacan el interés de la alcaldesa por el proceso de fabricación, desde el sintetizado de la cerámica, el serigrafiado de los conductos hasta que se ensambla la sonda lambda. Marín también ha recorrido la nueva sala electrónica ESD (Electro Static Discharge) de 180 metros cuadrados, que alberga nuevos equipos que permiten a FAE embarcarse en la Industria 4.0.

Gracias a los 20 años de experiencia e I D en la producción de sondas lambda, FAE ha sido elegida recientemente como “Marca Que Sorprende” por más de 400 talleres españoles en los “Premios Calidad y Servicio en la Posventa de Automoción” para esta línea de producto, celebrados en España a principios de 2018.

Por su parte, Francisco Marro, presidente de FAE, ha agradecido a la alcaldesa la visita a sus instalaciones, así como el interés mostrado en este gran proyecto. También da las gracias a todo el personal de FAE, “que son los verdaderos artífices de que se haya podido alcanzar este nivel tecnológico para poder fabricar sensores complejos, tanto de electrónica como cerámica multicapa”.