“Pulse by Lafon” es la nueva gama de equipos de recarga de vehículos eléctricos de Lafon, que cuenta con equipos universales que pueden recargar el 80% de las baterías entre 15 y 30 minutos. Válidos para todos los modelos de eléctricos que se comercializan en el mercado, la gama incluye el modelo Pulse 22 para hoteles y aparcamientos, que permite a los clientes recargar el vehículo entre dos y ocho horas, además de disponer de entre uno y seis enchufes.

En cuanto al Pulse QC50, se trata de una estación de recarga rápida destinada a electrolineras y aparcamientos a pie de calle, completando el 80% de las baterías, como máximo, en 30 minutos. La instalación rápida de una red de terminales de carga, tanto públicos como privados, es una de las claves de la rápida implantación del vehículo eléctrico, según Guillermo de Mateo, director general de Lafon España.