Grovisa añadió recientemente a su ya extensa gama de productos dos marcas Premium presentes en origen: embragues Sachs y productos de caucho metal y de dirección y suspensión Lemförder (ya en stock en sus almacenes).

 

Los embragues Sachs se adaptan a cualquier vehículo con las especificaciones estipuladas por el fabricante de OEM. Con mayor vida útil y calidad reconocida, los embragues Sachs son técnicamente perfectos y sus recubrimientos no contienen amianto.

Lemförder, por su parte, destaca por ofrecer lo último en máxima seguridad y calidad en tecnologías de suspensión y dirección. Es proveedor para los principales fabricantes OEM y ofrece al recambio independiente el mismo producto que en origen.

Aunque no lo parezca, detrás de cualquier pieza hay mucha inversión en I D, tanto en diseño, selección de los materiales, como en tecnologías de producción.

Ambas marcas pertenecen al grupo alemán ZF, suministrador mundial de tecnologías de accionamiento y chasis para automóviles.

Mediante estas dos nuevas incorporaciones Grovisa continúa reforzando su apuesta por ofrecer un servicio integral con marcas diferenciadas. Durante estos últimos tres años han incorporado más de 30 líneas de producto y más de 30 marcas, con el compromiso de que cada una de ellas cumple altos estándares de calidad.