La red de concesionarios Toyota y Lexus en España demuestra un año más que la sostenibilidad y el respeto medioambiental son uno de sus pilares base. Gracias a este compromiso, el 95% de todas las instalaciones cuentan con la certificación ISO 14001, el estándar internacional de gestión ambiental referencia a nivel global.

Toyota España tiene entre sus objetivos liderar mediante el ejemplo la reducción del impacto ambiental derivado de su actividad y contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad. Ello conlleva que la red de concesionarios Toyota y Lexus en España debe cumplir con todos los requisitos medioambientales incluidos en la norma ISO 14001:2015 como herramienta de gestión para disminuir el impacto medioambiental que se pueda producir durante el desarrollo de sus actividades de venta y reparación de vehículos.

Para fomentar el respeto y cuidado al medio ambiente, la compañía emprendió, a finales de 2015, el Desafío Medioambiental Toyota 2050 -Toyota Environmental Challenge 2050-, que consta de un conjunto de seis ambiciosos objetivos a alcanzar en los 35 próximos años con el fin de contribuir a la sostenibilidad del planeta. Entre ellos destaca el alcanzar el liderazgo medioambiental durante todo el ciclo de vida del vehículo, desde su fabricación hasta su retirada como vehículo al final de su vida útil.

En esta ocasión, dentro de las auditorías del certificado multi-site, se han auditado por parte de AENOR, con la colaboración del área de consultoría de AUREN, 44 instalaciones de la red Toyota y Lexus, además de las oficinas de Toyota España, donde se encuentra centralizada toda la gestión ambiental de la red. El resultado ha sido muy positivo, con más de 50 puntos fuertes, 56 oportunidades de mejora y 18 observaciones, no existiendo ningún aspecto evaluado como “no conformidad”. Con las nuevas instalaciones auditadas, ya se ha alcanzado más del 95% de instalaciones certificadas según la norma ISO 14001.