Línea Directa se ha convertido en la aseguradora oficial de “Autonomous Ready”, el proyecto de movilidad y seguridad vial de última generación de la Dirección General de Tráfico. El programa, cuyo protocolo de puesta en marcha se ha firmado entre la DGT, el Ayuntamiento de Barcelona y las empresas colaboradoras, apuesta por impulsar el coche conectado y los Sistemas de Ayuda a la Conducción (ADAS) como forma de luchar contra los accidentes de tráfico y avanzar hacia el coche autónomo.

“Autonomous Ready” tiene por objetivo incorporar a 5.000 vehículos un dispositivo ADAS para recabar toda la información sobre la conducción, el entorno y las características de la vía, lo que permitirá identificar los puntos de la ciudad con más riesgo para la seguridad vial, especialmente para los usuarios vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas.

El programa, que inicialmente se pondrá en marcha en la ciudad de Barcelona y tendrá una duración mínima de tres años, se enmarca dentro de “Visión Zero”, el gran objetivo internacional que busca acabar con las muertes y las lesiones graves producto de los accidentes de circulación.

Línea Directa será la encargada de analizar los millones de datos que aportarán estos coches de forma anónima, lo que permitirá a la compañía obtener información sobre carreteras, calles, seguridad, tráfico y peatones.

El objetivo es analizar el impacto de estas variables en la seguridad vial y en la movilidad, cuyas conclusiones serán aportadas por Línea Directa al proyecto y que servirán para configurar modelos predictivos de prevención vial, en base a estos sistemas de asistencia a la conducción, conocidos como ADAS. Además, como parte del piloto, Línea Directa instalará 50 dispositivos en parte de los vehículos de sustitución ofrecidos a sus clientes por su taller CAR Barcelona, siempre con el objetivo de aprender directamente de las posibilidades que ofrece esta tecnología.