En años pasados, Liqui Moly siempre se quedaba en segunda posición cuando la revista alemana Sport Auto realizaba su encuesta entre los lectores sobre la mejor marca de aceite. Y, por fin, esta empresa de mediano tamaño ha logrado ponerse en cabeza y ganarse el favor de los lectores.

“Se trata de una gran distinción para nosotros”, comenta Peter Baumann, director de Marketing de Liqui Moly. “Precisamente en el caso de un producto técnico como el aceite de motor, que realiza un trabajo invisible en el motor, resulta especialmente importante que los conductores puedan depositar su confianza en la marca”.

En la categoría de productos de mantenimiento, Liqui Moly subió del tercer puesto a la segunda posición en el podio. Este reconocimiento por parte de Auto Sports no es el primer sondeo entre los lectores que ha con seguido ganar la empresa. En primavera ya fue seleccionada como mejor marca de aceites por los lectores de Auto Bild, Auto Motor und Sport, Auto Zeitung y Motor Klassik.

“Que una empresa de tamaño mediano pueda imponerse en las votaciones de lectores frente a las grandes empresas del sector, "no se pueda dar simplemente por descontado”, comenta Peter Baumann. “Es el resultado del duro trabajo de todos y cada uno de nosotros por ofrecer la máxima calidad posible a los conductores”.