Madrid fue el escenario de una vista relámpago de Ernst Prost, dueño y CEO de Liqui Moly, que aprovechó para visitar algunos clientes de la marca en España, estrechando relaciones en un mercado muy importante para el fabricante alemán de aceites y aditivos. Durante el congreso de celebración de los 20 años del grupo alemán de distribución de recambios Carat -uno de los mayores en Alemania y el socio en el país de AD International-, Liqui Moly fue galardonada con el premio al mejor proveedor del grupo alemán en estas dos décadas. Ernst Prost recibió este premio muy importante para la marca.

La marca especialista en lubricantes y aditivos tiene presencia directa en el mercado español a través de la subsidiaria Liqui Moly Iberia. Ernst Prost aprovechó la visita para encontrarse con parte del equipo que trabaja los mercados español y portugués. "Este fue un momento muy importante para el equipo ibérico de Liqui Moly, que muestra bien la voluntad y el compromiso de la casa matriz en apoyar el mercado español, donde tenemos mucho camino por recorrer, pero donde hay muchas oportunidades para trabajar la marca Liqui Moly y donde reforzamos el equipo técnico, comercial y de marketing para tener una respuesta ágil y muy cercana a nuestros clientes ", subrayó Matthias Bleicher, director general de Liqui Moly Iberia.

El momento histórico fue aprovechado para una activación de la marca en el mercado español, en una acción de mucha exposición, creando un impacto muy fuerte en el mercado. Durante el mes de mayo toda la zona de embarque, la concurrida zona del puente aéreo con la ciudad de Barcelona, el control de seguridad y el área de llegadas de los terminales 2 y 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez, en Madrid-Barajas, fueron decoradas con una decena de paneles publicitarios de Liqui Moly. Este refuerzo de la presencia de la marca en el mercado español es un claro signo de la apuesta en un fuerte proyecto de expansión y crecimiento de negocio.

Durante un día Liqui Moly Iberia reforzó su imagen también a través de promotoras que dieron la bienvenida a todos los pasajeros que llegaron al Aeropuerto de Madrid a través de los terminales 2 y 4 con trajes típicos alemanes y corazones de gran visibilidad, proyectando una imagen muy emocional que la marca tiene con la frase: "I love Liqui Moly". El aeropuerto de Madrid tiene un tráfico anual de 50,4 millones de pasajeros, lo que muestra el impacto de esta activación de marca.

Para extender esta acción a todo el territorio español, el viernes (19 de mayo) se publicó una página de publicidad en uno de los mayores diarios nacionales de España, El Mundo, y el sábado (20 de mayo) se publicó una entrevista a Ernst Prost en el mismo periódico.