El grupo norteamericano LKQ Corporation ha comprado a Andrew Page, distribuidor inglés de recambios y equipos, con una facturación de 192 millones de libras esterlinas, informa la página web Partsweb.it. Fundada en 1917, la empresa inglesa emplea actualmente a 2.000 personas.

Con esta adquisición, efectuada a través de su filial británica Euro Car Parts, LKQ, que el año pasado adquirió Rhiag, refuerza su posición en Europa, alcanzando una facturación cercana a los 2.400 millones de dólares en el viejo continente y más de 8.000 en todo el mundo.

Una parte integral de la compra son también las 102 filiales, el centro de distribución nacional y la oficinas corporativas de Andrew Page.