Loctite nos recuerda en su blog, en un artículo que les adjuntamos y recomendamos, que en un sector tan competitivo como el de los talleres mecánicos hay que buscar la diferenciación, y eso se puede conseguir gracias a las nuevas herramientas y nuevos métodos.

 

Los clientes buscan rapidez, eficacia y profesionalidad, características que pueden mejorarse gracias a la tecnología y las innovaciones. Por eso, modernizar el taller hará tomar la delantera para conseguir clientes y labrarte una gran reputación.

Asimismo, la utilización de nuevas herramientas va emparejada a la necesidad de una formación continua de los trabajadores. Modernizar el taller es también modernizar a sus trabajadores; que no se queden estancados en las viejas técnicas para reparar coches. Sin duda, la tecnología no es una enemiga, es una aliada.

La principal innovación tecnológica que ha facilitado el trabajo en el taller es el escáner de diagnosis. Al ser componentes electrónicos, es el propio vehículo el que indica cuál es el problema. En este sentido, la rapidez y precisión para evaluar el estado del vehículo permite reducir tiempos y mejorar la productividad.