El cambio automático ha revolucionado la industria del automóvil en los últimos años, subraya la marca Loctite en un interesante artículo que les adjuntamos íntegramente.

De hecho, hoy en día casi todas las firmas ofrecen la opción de equipar sus vehículos con cajas de cambios automática, aunque podemos encontrar diferentes tipos, como la de variador continuo, la de convertidor de par o el cambio de doble embrague (DSG).

Su nombre viene de las siglas Direct Shift Gearbox o cambio automático de doble embrague y es el que utiliza por ejemplo Volkswagen para equipar en la actualidad sus vehículos.

Las primeras patentes de este sistema, sin embargo, datan de entre 1939 y 1940, pero no se utilizaron de forma habitual hasta 1969, cuando Porsche las incluyó a modo de prueba en su modelo 936 y 911, al que llamaron PDK (Porsche Doppelkupplungsgetriebe).