El servicio posventa, expone Loctite en un interesante artículo que les adjuntamos, es aquel que brinda soporte y apoyo al cliente una vez que ya ha efectuado la compra/recibido el servicio.

Este departamento es básico en cualquier negocio, pues de él depende en gran medida la eficacia en la atención al cliente.

 

Sin duda, el servicio posventa es un punto caliente dentro de una empresa, debido a que es el encargado de hacer frente a quejas y reclamaciones, además de tener que estar disponible para ofrecer ayuda siempre que el cliente lo necesite. O así debería ser.

En un servicio posventa se pueden escuchar reclamaciones de todo tipo, algunas realmente disparatadas, otras con toda la razón.