La seguridad y la protección del trabajador son condiciones indispensables en cualquier centro de trabajo, recalca la marca Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro. Más aún en aquellos que emplean maquinaria, donde los peligros aumentan y los accidentes pueden ocurrir de muchas maneras.

No solo por los accidentes, sino por el uso de productos potencialmente tóxicos o peligrosos que ponen en riesgo la salud de los trabajadores.

 

Las leyes en materia de seguridad laboral se han ido afianzando y ampliando en los últimos años. Se trata de mejorar la calidad del trabajo y proporcionarle al trabajador la seguridad necesaria para el desempeño de sus tareas. Sin duda, uno de los elementos clave en la seguridad laboral son los equipos de protección individual (EPI).

No son pocos los trabajadores a los que operar con los equipos de protección individual les parece incómodo e intentan evitarlo. En muchos casos no existe percepción de peligro real: es por ello que se debe informar y formar a los empleados sobre riesgos laborales.

El uso de los equipos de protección individual será necesario cuando los riesgos no hayan podido evitarse o limitarse mediante medidas colectivas o métodos y procedimientos en la organización de trabajo.