Los ingresos de Brembo crecieron un 7,2% hasta los 2.640 millones de euros (+9,6% basado en un tipo de cambio semejante) en 2018 en comparación con el año anterior. El EBITDA se situó en 500,9 millones (19% margen EBITDA) y el EBIT, en 345,1 millones (13,1% margen EBIT).

El beneficio neto de Brembo fue de 238,3 millones de euros en 2018, mientras que la deuda financiera neta decreció significativamente a 136,9 millones. Por su parte, las inversiones netas ascendieron a 285,6 millones de euros. La propuesta de distribuir un dividendo ordinario es de 0,22 euros por acción

El presidente de Brembo, Alberto Bombassei, ha declarado que "los resultados operativos de Brembo en 2018 demuestran, a pesar de la gran incertidumbre que empezó a afectar a la industria del automóvil mundial a final de año, la capacidad del Grupo para perseguir sus objetivos de crecimiento, gracias a una amplia planificación de inversiones en tecnología, procesos, productos y, sobre todo, en personal. La determinación para afrontar los nuevos retos y los constantes cambios a los que nos enfrentamos en nuestro negocio, mediante nuevas ideas -y la capacidad de convertirlas en soluciones líderes del marcado en cada vez menos tiempo- siempre ha sido la base de cómo se llevan los negocios en Brembo y por parte de todos los que trabajan con nosotros en todo el mundo”.

Según Alberto Bombassei, “nuestros nuevos centros de producción -incluyendo nuestra fábrica de Nanjing, que ya está operativa y se inaugurará en menos de un mes- están creciendo hacia la producción completa, como estaba previsto. En el marco de nuestro enfoque de producción local, nuestras fábricas garantizarán que podamos satisfacer las necesidades de nuestros clientes allí donde estén, a la vez que conservamos una gran capacidad de adaptación competitiva en el contexto de los frecuentes cambios que hay en los distintos escenarios económicos y legislativos globales. Estos son los sólidos fundamentos sobre los que hemos empezado a construir, para afrontar el año en curso con una actitud vigilante y decidida, conscientes de que debemos tener en cuenta los indiscutibles signos negativos de la economía y la política internacional, como un motor adicional de desarrollo”.

Por su parte, el Executive Deputy Chairman. Matteo Tiraboschi, indica que los resultados de 2018 confirman la eficacia de los planes de crecimiento estratégicos, diseñados e implementados por Brembo en los últimos años, además de la consolidación y sostenibilidad de su negocio. “La solidez del Grupo se refleja en sus fundamentos -entre los que me gustaría destacar el crecimiento orgánico (+9,6% de aumento de los ingresos basados en un tipo de cambio semejante) y una sólida generación de efectivo-, además de los buenos rendimientos de nuestras nuevas inversiones en China, Estados Unidos, Polonia e India. Las inversiones realizadas hasta ahora y nuestra constante innovación en productos y procesos -implementados en todos los países donde el Grupo opera- nos permiten afrontar con determinación los complejos escenarios que están impactando en la industria del automóvil”.