Las ventas de neumáticos tipo All Season para utilitarios y familiares han alcanzado el 1,5 % del total de las ventas de neumáticos de turismo en España, mientras que en Europa crecen a un ritmo de un 10 % al año.

La previsión de ventas para el presente 2016 apunta a 4.300.000 cubiertas All Season en toda Europa y casi a cinco millones en 2017, con un ritmo de crecimiento de más de un 10 % al año, casi tres veces más deprisa que la media registrada por el mercado total de neumáticos de reposición, cercana al cuatro por ciento, según un estudio realizado por Grupo Andrés, el distribuidor de neumáticos exclusivo e independiente de la Península Ibérica.

Los automovilistas españoles más viajeros impulsan el mercado de neumáticos All Season, más conocidos como Todo Tiempo, tras comprobar que ofrecen la seguridad de las cubiertas de invierno en situaciones extremas y la eficacia de las cubiertas estándar el resto del año, según la experiencia de Grupo Andrés. Los automovilistas que ya han experimentado los neumáticos All Season de cualquier marca son los mejores prescriptores de estas cubiertas de última generación. La experiencia del Grupo Andrés está avalada por dos millones de cubiertas vendidas cada año a más de 15.000 talleres especializados de toda la Península por casi 100 millones de euros.

Los All Season, neumáticos estándar o convencionales que incorporan los componentes y el diseño de los neumáticos de invierno, son especialmente eficaces en hielo y agua, evitan el siempre engorroso montaje de cadenas en caso de nieve y frenan en seco o en mojado como los mejores del mercado. También cubren más kilómetros que los neumáticos convencionales, ya que tienen nueve milímetros de grosor de goma frente a los seis milímetros de las cubiertas estándar. Los neumáticos All Season, marcados en sus flancos con la montaña de tres picos y el copo de nieve que distinguen a los neumáticos de invierno, se pueden montar en cualquier momento del año como equipo de reposición.

Eduardo Salazar, Director General de Grupo Andrés, comenta: “Estas cubiertas son especialmente eficaces en nuestro territorio. Somos el segundo país más montañoso de Europa y tenemos un clima duro. Las zonas productoras de grandes vinos, con grandes heladas por la noche y jornadas de sol abrasador, serán las primeras en las que triunfen las cubiertas All Season, unas cubiertas que se irán posicionando como primera opción en casi toda España muy pronto”