El Grupo Mann Hummel ha fabricado, en colaboración con Renault, el primer filtro de aire con certificado FSC, es decir, con celulosa que respeta rigurosas normas ecológicas y sociales.

La compañía obtuvo a finales de 2013 la certificación para fabricar este tipo de filtros en sus plantas de Alemania (Marklkofen) y Francia (Laval) y ya ha desarrollado el primero. Se utilizará en productos de equipo original (OEM) y también en piezas de servicio para el comercio de OES.

"La certificación FSC significa que nos comprometemos a utilizar celulosa certificada procedente de bosques que respetan el medio ambiente, porque somos conscientes de nuestra responsabilidad sobre la gestión sostenible de los recursos", expuso Marcel Hofmeister, responsable del alineamiento estratégico de filtros de aire a nivel mundial.

A partir de la experiencia adquirida en los proyectos iniciales, está previsto que  la compañía fabrique más elementos  FSC. Señalar, en este sentido, que Mann Hummel trabaja en sistemas de filtración de aire también con esta certificación.

"Ahora, con estas fibras de celulosa procedentes de la industria maderera con la certificación FSC garantizamos que proceden de fuentes responsables. Ya lo utilizamos en sistemas y productos filtrantes de aire, combustible y aceite", añaden desde el grupo.