Después de nueves meses, finalizaba la semana pasada el Programa de Formación para gerentes de concesionarios de Nissan, denominado 'DP2' ('Dealer Principal'), que pretendía desarrollar su visión empresarial, capacidades de gestión, liderazgo y orientación al cliente para mejorar y aumentar la calidad de servicio, con un claro enfoque hacia la satisfacción del cliente.

Este Programa es una iniciativa europea donde han participado más de 200 gerentes de toda la red de concesionarios de la marca en Europa. En España, esta formación se ha llevado a cabo con la colaboración de organizaciones como el Instituto de Empresa y Accenture, para abordar en profundidad las novedades en aspectos tan importantes del negocio como la gestión económica, la gestión del tiempo, de los equipos humanos, la adaptación a un entorno cada vez más digital y la creación de valor a través de la mejora de la calidad de servicio.

“La calidad y el trato con el cliente son determinantes a la hora de valorar la capacidad y el prestigio de una marca y de su Red de concesionarios”, señala Marco Toro, consejero y director general de Nissan Iberia. “Es innegable que la calidad y la innovación son pilares básicos de la competitividad, puesto que nos permiten posicionarnos mejor en el mercado. Y garantizar la competitividad de nuestra marca a medio plazo pasa por acometer acciones estratégicas y promover procesos de innovación en todos los ámbitos, para diferenciarnos. Todos somos conscientes de la necesidad de la calidad: una empresa, un sector o un país que en un mundo tan globalizado no innova para conseguir esa calidad queda, en el mejor de los casos, a remolque de los demás; y pierde, con ello, capacidad de iniciativa, liderazgo y competitividad”.