MB Motors estrena nuevas instalaciones en Barcelona. El quinto centro de esta enseña, perteneciente al grupo de automoción Quadis, cuenta con 650 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de 600.000 euros en su puesta a punto. Se trata de un nuevo concepto de establecimiento cuyo objetivo es facilitar una forma muy diferente de adquirir productos Mercedes-Benz.

La atención al cliente se convierte en audiovisual e interactiva. Los comerciales trabajan en un 'Back Office' todos juntos, y cuando un cliente entra al establecimiento lo acompañan en un recorrido por los diferentes espacios de la tienda. En este trayecto, el cliente conoce los vehículos más idóneos según sus necesidades y puede configurar el suyo propio en pantallas a tal efecto, ver vídeos de los sistemas de seguridad, confort, estéticos, o hacer un recorrido por el stock de vehículos seminuevos en la misma pantalla.

La información adquirida sobre los automóviles disponibles alcanza una nueva dimensión. El cliente puede crear su propio producto, combinando las diferentes posibilidades, gracias al empleo de herramientas digitales.

Esta novedosa modalidad de atención se implementará en el resto de centros, no sólo de MB Motors, sino en todos los concesionarios oficiales Mercedes-Benz.