Wulf Gaertner Autoparts AG amplía continuamente su surtido para que los talleres independientes siempre estén en condiciones de ofrecer al cliente recambios de alta calidad.

Con más de 100 nuevos soportes de motor Meyle para más de 3.000 aplicaciones, el fabricante hamburgués aumenta ahora su cobertura en este segmento notablemente. De este modo, los talleres independientes en Europa pueden atender 173 millones de vehículos.

Los ingenieros de Meyle aconsejan examinar los soportes de motor también al efectuar las revisiones de rutina. Un soporte de motor está defectuoso cuando tiene fisuras en la goma, cuando se ha desprendido metal o, si se trata de un soporte hidráulico, cuando tiene faltas de estanqueidad.

Si se descubre que un soporte de motor está defectuoso y se lo sustituye como es natural, el cliente notará el cambio de inmediato. El vehículo, después de la reparación, mostrará un mejor comportamiento en la conducción y ofrecerá más confort.

La carga del motor, las fuertes oscilaciones y las fluctuaciones de temperatura con frecuencia muy grandes entre temperatura ambiente y temperatura de servicio dan lugar a que los soportes de motor fallen muchas veces antes de tiempo. Como resultado, el automóvil tiene entonces un comportamiento de marcha inestable y ofrece menos confort.

Para garantizar una larga vida útil de los soportes de motor Meyle a pesar de presentarse grandes esfuerzos estáticos, dinámicos y térmicos, se cuida que el material de las piezas sea de muy alta calidad.

En este sentido, los materiales utilizados son elegidos específicamente para el vehículo en cuestión y son sometidos a controles de calidad muy estrictos, desde el desarrollo hasta la terminación del producto.