Ante el aumento de nuevos casos de coronavirus, además de las restricciones a la movilidad, como los toques de queda o cierres perimetrales, Midas alerta sobre la importancia de no descuidar la revisión de los vehículos y quiere mostrar cómo la compañía sigue adaptando sus servicios para garantizar la seguridad de los conductores y de sus empleados en los centros.

En primer lugar, la cadena sigue dotando a todos los equipos de trabajadores de sus establecimientos con sistemas de protección individual como guantes, mascarillas y gel, los cuales están siempre a disposición de los clientes que acudan al taller con cita previa. Los centros, que se desinfectan cada día, cuentan también con fundas protectoras para el interior del coche, así como para la palanca de cambios, volante, etc. Además, se realiza un control exhaustivo para asegurarse de que solo hay una persona dentro del coche a reparar y se limpia adecuadamente el interior de cada coche y las herramientas, antes de que el técnico pueda entrar en él.

Igualmente, Midas ofrece su tecnología AirCare by AirLife para higienizar y desinfectar el interior del habitáculo del coche. Se trata de un proceso de oxígeno ionizado que consigue eliminar la contaminación ambiental del interior del vehículo en un 99,9%, así como la superficial en un 95%, purificando el interior del vehículo y sus conductos para destruir los virus (incluido el coronavirus), microorganismos, bacterias, hongos y olores de origen orgánico. Los vehículos de cortesía también son higienizados a través de esta tecnología.

Todos los talleres Midas permanecen abiertos para ofrecer todos los servicios esenciales para los vehículos, pero también con el objetivo de ofrecer facilidades a los conductores. Por eso, para poder evitar desplazamientos y ayudar con las gestiones al conductor, la compañía ha reforzado el servicio de recogida y entrega de vehículos a domicilio, la gestión de autorizaciones para el desplazamiento al taller y, además, ha potenciado el uso de la web oficial para la solicitud de cita previa online, que permita organizar la agenda de los centros, y evitar el exceso de personas en su interior, ya que solo se permite la presencia de un cliente en recepción.

En este sentido, la gestión del servicio online a través de la web también permite a los usuarios la posibilidad de solicitar sus presupuestos y facturas, así como efectuar el pago del servicio para que la visita al taller sea lo más corta y rápida posible. El usuario también puede recibir los diagnósticos del estado del vehículo por e-mail, junto con fotografías del mismo, y en el propio taller se promueve el pago con tarjeta o móvil.

Para mantener el coche a punto aunque esté parado, la compañía ofrece a todos los clientes que acudan al taller servicios como la Revisión Oficial Midas, además de un servicio Pre-ITV para todos aquellos que tengan la ITV pendiente. Además, desde Midas se adaptan a la situación económica actual que muchos conductores están viviendo y ofrecen diferentes opciones de financiación para que puedan adaptar su presupuesto. Además, en Midas ofrecen un diagnóstico gratuito de seguridad donde se revisan más de 30 puntos del vehículo.