Desde 2015, Millor Battery desarrolla y fabrica baterías de litio de altas prestaciones a medida para proyectos de pequeñas y medianas series. Sin embargo, con el objetivo de alcanzar proyectos con series de producción más grandes, la empresa española presenta las Millor Battery flexiEBUST, unas baterías modulares para el mercado para autobuses y camiones eléctricos, entre otros vehículos pesados.

Como parte del proceso de validación, unos prototipos de estas baterías fueron validados intensivamente en laboratorio por Eurecat y después instalados en un minibús electrificado por Idiada y carrozado por Indcar. Tras validaciones en los circuitos de pruebas de Idiada, este prototipo ha completado dos años de pruebas de circulación por líneas de la ciudad de Barcelona bajo la coordinación de TMB (Transports Metropolitans de Barcelona).

La tecnología de Millor Battery ha permitido que este prototipo de minibus eléctrico de TMB complete dos turnos de ocho horas con una única recarga, tanto en temporada de invierno como en temporada de verano y por la orografía más desfavorable de Barcelona. Esto permite que un único autobús eléctrico complete las 16 horas de operación que se venían pidiendo a los autobuses diésel equivalentes sin la necesidad de duplicar la flota.

Además, los sistemas patentados de gestión electrónica y el de gestión térmica avanzada de las baterías de Millor Battery permite que las baterías tengan una vida de diez años sin perder prestaciones a pesar de su uso profesional intensivo.

El sistema flexiEBUST de Millor Battery ya se encuentra a disposición comercial en su variante de 350 V. La empresa también empezará la comercialización de una segunda variante de 650 V durante el primer trimestre de 2021. El sistema está concebido para obtener baterías de capacidades de entre 27 y 500 kWh reduciendo al mínimo los tiempos de desarrollo por parte de los fabricantes de vehículos eléctricos pesados, como los fabricantes de autobuses o camiones.

Sergi Tomás, ingeniero de Millor Battery responsable del proyecto flexiEBUST, explica que “las principales ventajas de esta tecnología son su extrema ligereza, su modularidad escalable y su larga vida útil. Además cumplen todos los más rigurosos requerimientos normativos sobre seguridad a nivel de choque térmico, protección de sobre carga y de sobre descarga, vibración, resistencia al fuego, compatibilidad electromagnética, protección a cortocircuito, etc.”.

Por su parte, el fundador y CEO de la empresa, el ingeniero Baltasar López, espera poder realizar una inauguración institucional de estas nuevas líneas de producción en los próximos meses si la situación por el Covid-19 lo permite. Por el momento, la empresa ya acepta pedidos y peticiones de proyecto para integrar sus baterías en nuevos vehículos. “Estamos muy contentos de haber alcanzado la fase comercial de nuestras baterías flexiEBUST, que se suma a nuestra oferta de baterías modulares de 50V para vehículos ligeros, flexiFIVEL. Con estas dos gamas ofrecemos la mejor solución de baterías para los fabricantes de vehículos eléctricos de estos dos nichos de mercado que están llamados a tener cada vez mayor relevancia. No en vano son precisamente por los que pasa la movilidad urbana sostenible: la movilidad ligera y el transporte público colectivo”.

El desarrollo de esta tecnología ha supuesto una inversión de unos 2,5 millones de euros y la inversión privada ha contado también con el apoyo de Acció, la agencia por la competitividad de la empresa de Cataluña y de la Comisión Europea, al declarar el año pasado el proyecto de Millor Battery como merecedor de una ayuda SME por su interés y potencial estratégico.