Motul se convierte en un patrocinador principal con los organizadores del Dakar, A.S.O, y continúa con sus compromisos en clásicos de la competición de resistencia como las 24 Horas de Le Mans, el Isle of Man Tourist Trophy, el Roof of Africa en Lesoto y la Carrera Panamericana en México.

Empezando en Perú el 6 de enero, la ruta proseguirá durante 14 días y 9.000 km (incluyendo 4.500 de especiales) hasta Bolivia y continuando hacia Argentina. La empresa no soló apoyará a sus colaboradores técnicos en el más duro de los retos, proporcionando productos probados de alto rendimiento y acceso a expertos técnicos in situ, sino que también apoyará el espíritu humano de la prueba.

En 2018 Motul tendrá un “Laboratorio Móvil” disponible en cada vivac para todos los participantes, incluyendo el uso de su máquina analizadora de aceite. Motul es el primero en ofrecer este servicio de alta tecnología en el Dakar y dos equipos de expertos analizarán resultados y harán recomendaciones a los equipos.

Las motos utilizarán el aceite Motul 300V Factory Line off-road 5W40, mientras que los coches se beneficiarán del 300V Motorsport Line Power 5W40 o el Competition 15W50 de Motul, todos ellos productos especialmente desarrollados y probados para esas condiciones.

Por otro lado, la que anteriormente se llamaba categoría Malle Moto que se convierte en 2018 en Original by Motul. Esta es la categoría en la que los pilotos no reciben ninguna clase de ayuda y tienen que cuidar el mantenimiento mecánico de su propia moto y arreglar los problemas mecánicos por sí mismos. Motul asistirá a estos pilotos con un área mejorada en los vivacs, un lugar donde dormir, un sitio para trabajar, productos para sus motos y otras comodidades personales básicas.

También en esta edición Motul explicará la historia de los participantes más valientes, más ingeniosos y con mayor espíritu de hermandad (de todas las categorías) publicando un vídeo de su historia épica en el Dakar. Los aficionados en las redes sociales pronto hablarán del Epic Story by Motul, vinculando el nombre del principal colaborador del Dakar en las mentes de los 2.340 millones que siguen esta prueba en las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).