Movelco quiere ayudar a Greta Thunberg en su desplazamiento a la Cumbre del Clima de Madrid, ofreciéndole traslado a ella y a su familia en un coche eléctrico de la empresa, incluyendo además una ruta ecológica en las dos paradas necesarias y suficientes para recargar. El CEO de Movelco, Rubén Blanco, se ha puesto en contacto con la activista sueca este pasado fin de semana, a través de su propio correo electrónico y del de su asociación Fridays For Future.

Tal y como escribe Blanco en el e-mail remitido a ambas direcciones, para Movelco “la conciencia ambiental siempre ha sido uno de los objetivos más importantes de nuestra empresa”, incluso cuando esta forma de pensar era una utopía, por eso le expresa su admiración y agradecimiento, además de sumarse a su lucha. “Compartimos totalmente tu mensaje y estamos muy agradecidos del gran trabajo que estás haciendo en todo el mundo con un mensaje claro en cualquier lugar al que vayas: tenemos que salvar nuestro hogar, tenemos que salvar nuestro planeta Tierra”, expresa en el correo electrónico.

Por esta razón, el CEO de Movelco le ofrece a Greta Thunberg y a su familia la posibilidad de ayudarla en su viaje a Madrid, con una alternativa totalmente ecológica, en coche 100% eléctrico. Además, Movelco sugiere que en la ruta se incluyan dos paradas para recargar el vehículo, que sean igualmente respetuosas con el medio ambiente: una pausa en un restaurante ecológico para comer, aprovechando para recargar, y una segunda parada antes de Madrid.

Captura Email movelco greta

Rubén Blanco sugiere a Greta Thunberg que retome su idea inicial de desembarcar en un puerto gallego, “por ejemplo Vigo, donde nosotros estamos”, y que los 600 kilómetros que separan esta ciudad de Madrid, con paradas incluidas, se harían en “ocho horas, máximo nueve, lo cual es menos costoso que el viaje desde Lisboa”.

Respecto a cómo surgió esta iniciativa de ponerse en contacto con la activista, Rubén Blanco manifesta que “entendemos y compartimos perfectamente el mensaje de Greta Thunberg, y la impotencia que siente cuando ve que muchos no creen en ella, porque nosotros mismos lo vivimos hace años, cuando comenzamos, y nos decían que no teníamos ningún futuro, que el coche eléctrico era algo pasajero. Por eso, en cuanto supimos que podría desembarcar en un puerto gallego, no dudamos ni un instante en poner todos nuestros medios a su disposición para ayudarla. Para nosotros sería un orgullo; es un gran ejemplo a seguir y un revulsivo para muchas conciencias dormidas”.

Movelco se encuentra en estos momentos a la espera de una respuesta, "deseando que Greta Thunberg y su familia retomen la idea de arribar a un puerto gallego", y quiere aprovechar esta iniciativa "para abrir la mano a otras empresas y entidades que deseen sumarse a la idea".