El buen mantenimiento del vehículo no solo incrementa la seguridad, sino que también tiene un impacto positivo en la huella ecológica. Según datos de Continental, el neumático es responsable del 21% del consumo del vehículo. Si no tienen la presión adecuada, se gasta más combustible del necesario, pudiendo ascender hasta el 3%. Además, los neumáticos con poca presión pierden pequeños fragmentos de su estructura, por lo que esas piezas terminan en el medio natural.

Todos los neumáticos comercializados en la Unión Europea tienen que llevar la Etiqueta Europea del Neumático, que proporciona información clara sobre las características en materia de medio ambiente y de seguridad del neumático, basándose en tres criterios fundamentales: consumo de combustible, prestaciones de frenado en superficie mojada y nivel de ruido exterior.

Continental destaca que entender los símbolos de la etiqueta del neumático ayuda a los conductores a tomar decisiones clave relacionadas con una mayor seguridad vial, una menor contaminación y un mayor ahorro de combustible. Además, la diferencia entre la mejor categoría, A, y la peor, F, puede suponer hasta 300 euros de ahorro en la vida de un neumático.

Los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos serán responsables de reciclar los neumáticos usados cuando el automovilista compre un juego nuevo a través de un sistema oficial de gestión de residuos, como Signus en el caso de Continental, que dispone de una red de instalaciones específicas para garantizar que los neumáticos usados se eliminan de forma ecológica y conforme a la legalidad.

“La población está cada vez más concienciada con la protección del entorno y efemérides como el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, lo ponen de manifiesto”, afirman desde Continental. Para la compañía, la protección del medio ambiente es un componente fundamental de su política empresarial y abarca el ciclo de vida completo de sus productos, desde la investigación y el desarrollo hasta su uso y posterior reciclaje, pasando por la compra, la logística y la producción.