La planta de Nissan Motor Ibérica (NMISA) en Zona Franca ha donado un Nissan Pathfinder al centro CEIR-ARCO Villarroel de Barcelona para reforzar la formación práctica de sus alumnos. Este centro educativo ofrece actualmente nueve ciclos formativos, tres de los cuales son del sector: Carrocería, Electromecánica de vehículos automóviles y Automoción. Cada uno de ellos cuenta con dos años de duración.

El vehículo donado permitirá a los 150 estudiantes de estos cursos disponer de una herramienta de aprendizaje para obtener las competencias y la cualificación necesaria en la realización de los trabajos técnicos propios de su futura profesión.

El director de la planta de Barcelona de NMISA, ?"scar López del Corral, ha visitado este centro educativo para hacer entrega del vehículo, acto en el que también ha participado Joaquín Muñoz, director del CEIR-ARCO Villarroel, acompañado de otros miembros del equipo docente.

“Desde Nissan queremos contribuir a mejorar la colaboración entre empresa y formación profesional y, por ello, nos enorgullece poder contribuir a la mejor preparación de estos jóvenes dentro del sector de la automoción”, ha destacado ?"scar López del Corral. Por su parte, Joaquín Muñoz, ha señalado que “desde CEIR-ARCO queremos agradecer la gentileza que Nissan ha tenido con nosotros, pues la donación de este vehículo nos hace disponer de más material actualizado en los talleres de prácticas”.

En la planta de Nissan en Zona Franca, que comenzó a operar en 1983, trabajan actualmente más de 3.300 personas. Junto al Nissan Navara y al Renault Alaskan, también se fabrica en Barcelona desde 2009 la furgoneta NV200 y, desde 2014, su versión 100% eléctrica eNV200, producida en España para todo el mercado global. Asimismo, desde 2014 Nissan Motor Ibérica fabrica en Zona Franca el turismo Pulsar para el mercado europeo. En el último año fiscal (abril 2016-marzo 2017), la planta produjo más de 110.000 vehículos.