El mundo está cambiando a pasos agigantados y la movilidad personal evoluciona con enorme rapidez. La conectividad y la movilidad urbana son dos de los retos más importantes del futuro inmediato del automóvil. Desplazarse por las grandes urbes con el mínimo impacto tanto en emisiones como en ruido es posible y garantizar al usuario su conectividad constante con el mundo que le rodea son dos de los grandes objetivos de Nissan.

 

El stand de la marca en el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona se centra en presentar al público la plasmación de estas dos ideas que definirán la movilidad en un futuro inmediato. En los más de 5.000 metros cuadrados del stand ubicado en la Plaza del Universo del recinto ferial de Montjuïc, Nissan recrea una Smart City bajo el lema 'Nissan Smart World' donde da a conocer al público asistente su visión de una movilidad conectada y con cero emisiones.

Nissan cuenta con el stand más grande de todos los expositores del certamen, un espacio dividido en cuatro grandes áreas temáticas con la movilidad, la sostenibilidad, la seguridad y el diseño urbano como ejes conductores de cada uno de ellos. Juntos, estos cuatro elementos convergen en la visión del futuro de la movilidad urbana de la marca, líder de ventas entre las marcas asiáticas en el mercado español.

La zona de la conectividad se dedica a mostrar al público algunos de los elementos de conectividad de que ya disponen los vehículos Nissan como, por ejemplo, el avanzado sistema de información y entretenimiento NissanConnect que equipan la mayoría de sus modelos y que dispone del avanzado software 'Send to Car' de Google mediante el que pueden programarse recorridos o viajes con un ordenador en la comodidad del hogar o la oficina y transferirlos vía internet al coche.

El área de la sostenibilidad está focalizada en los coches eléctricos, de los que Nissan es un referente en los mercados español, europeo y mundial. Además de los modelos Leaf y e-NV200, este último fabricado en Barcelona y que estrena una versión Evalia con siete plazas, esta zona acoge cargadores alimentados con energía solar y una parada de taxis eléctricos que confirman la apuesta de Nissan por la movilidad de emisiones cero.

La seguridad es el tercer gran eje sobre el que pivota el futuro de la movilidad, y el paradigma de la seguridad futura es el automóvil dotado de sistemas de conducción autónoma. Pero Nissan ya dispone hoy de una gama de automóviles dotada con elementos que son los cimientos de la futura conducción autónoma y muestra en el Salón de Barcelona sus avances en este ámbito.

Así, junto a los sistemas que conforman el actual Escudo de Protección Inteligente, ya disponible en los modelos de Nissan, el público que acuda a la cita barcelonesa puede descubrir las nuevas tecnologías, que permitirán ofrecer los equipamientos de conducción autónoma al mayor número de clientes posible.

Finalmente, el área destinada al diseño acoge, en primicia española, a una de las grandes estrellas del pasado Salón de Ginebra, el Nissan Sway. Este fascinante vehículo de segmento B que aporta dinamismo y frescura a una categoría de coches habitualmente conservadora, evidencia las líneas de diseño futuras de la marca y avanza como podría ser uno de los futuros coches urbanos de Nissan.