Nissan está llevando a cabo un importante despliegue de infraestructura privada y pública para potenciar el impulso de la movilidad eléctrica. En relación a la carga doméstica, al comprar un vehículo eléctrico Nissan, la marca se encarga de toda la gestión e instalación del punto de recarga en casa o en la oficina para que el cliente no se tenga que preocupar de nada. Esta medida se encuentra dentro del Programa Ahora Sí de Nissan, que además incluye la prueba de un coche eléctrico Nissan y el préstamo de un vehículo para hacer desplazamientos muy largos.

Para aprovechar los descansos del vehículo en el centro de la ciudad, Nissan ha llevado a cabo acuerdos con Indigo para la instalación de puntos de cargas en los aparcamientos que gestiona esta empresa. También está extendiendo esos acuerdos a Centros comerciales como el de Moraleja Green, que permitirá a los usuarios del vehículo eléctrico realizar cargas de oportunidad en las plazas destinadas a ese fin.

Actualmente, la marca dispone de más del 65% de los cargadores rápidos existentes en nuestro país. Están instalados en todos los concesionarios, el propietario de un Nissan puede recargar su vehículo de manera gratuita en cualquier instalación oficial.

Por otro lado, Nissan, a través del Acuerdo con la empresa Easycharger, está instalando estaciones de carga rápida en las principales vías españolas, una cada 150 kilómetros. Es el caso del trayecto Madrid-Bilbao que ya se ha realizado en el Nissan LEAF, parando a recargar en la Estación de Carga Rápida Nissan-Easycharger de Tudanca (Aranda de Duero).