Promovido por los Ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y de Economía, Industria y Competitividad, el “Pacto por una Economía Circular” permite que Norauto se comprometa a seguir trabajando y mejorando la optimización y reducción del uso de recursos naturales, así como a fomentar la reutilización y el reciclaje de todos los residuos. La compañía también se compromete a promover un modelo de consumo responsable, a impulsar el análisis del ciclo de vida de los productos y la incorporación de criterios de ecodiseño, entre otros puntos.

Norauto apuesta por esta economía circular desde los inicios. Por este motivo, un total de 60 autocentros en España ya cuenta con la certificación ISO 14001 por Aenor y su objetivo es que la totalidad disponga de este certificado en 2020. La ISO 14001 es una Norma Internacional de Sistemas de Gestión Ambiental que ofrece a las organizaciones un marco de referencia para proteger el medio ambiente.

En lo que respecta al reciclaje, Norauto gestiona el 100% de los neumáticos, los cuales se renuevan y se destinan al asfaltado de carreteras, señales de tráfico o energía. La compañía también recicla todas las baterías usadas. El plomo es utilizado posteriormente para la fabricación de baterías nuevas, mientras que el polipropileno se reutiliza para la fabricación de carcasas nuevas para las baterías y el ácido recuperado se emplea en la fabricación de detergentes, disolventes, abonos agrícolas,...

En esta línea, el aceite usado es regenerado como materia prima o biocombustible y en Norauto también se encargan de su gestión. El 98% del aceite usado se regenera en las plantas de un gestor autorizado. El destino final es la fabricación de bases de lubricantes, aditivos e incluso material para fabricar asfaltos y derivados. El pequeño porcentaje de aceite que no se regenera se destina a valorización energética.

El compromiso de la compañía con el medio ambiente le ha llevado a recuperar 4,5 toneladas de tejido útil gracias al reciclado del antiguo uniforme de los trabajadores, y ha reducido en casi la mitad el consumo de papel gracias a la implantación de trapos reutilizables en los centros. Nada menos que una reducción de 15,5 Tn de CO2 y se han evitado la tala de 248 árboles.

Además en este último año han reducido su consumo de plástico en 8 toneladas, eliminando todos los vasos y botellas de un solo uso e implantando fundas reutilizables de nylon para proteger el volante y los asientos. Por último, Norauto reutiliza o recicla su material informático y les da una segunda vida donándolo a las ONG´s que más lo necesitan. como son Ayuda en Acción o Fundación Anar. Este gesto ha evitado la emisión de 10 toneladas de CO2.