Tan habitual en sectores como el de viajes, hoteles y restaurantes, puntuar de 1 a 5 una experiencia de compra o servicio en Internet está cada vez más arraigado. En el ámbito del automóvil, la plataforma internacional AutoScout24 permite evaluar el servicio del concesionario, gracias a una herramienta de valoración llamada Dealer Rating, el paso definitivo para la digitalización total de la venta de vehículos.

Se trata, según AutoScout24, de “un paso definitivo en un momento de reconversión del concesionario para adaptarse a la era digital, ya que al dar entrada al usuario permite que todo el proceso sea aún más transparente”. Al mismo tiempo, ayuda a mejorar su reputación, ya que la diferencia entre un concesionario que permite tomar el mando al consumidor y otro que no lo hace es notable, recibiendo de media un 54% más de peticiones de información.

Uno de los aspectos más novedosos es que el cliente valora, sobre todo, la calidad del servicio, donde se hace hincapié en aspectos como la impresión general, el trato, la confianza y cómo ha sido el proceso de compra de un vehículo. De acuerdo a la plataforma, ésto ha cambiado radicalmente en los últimos diez años, en los que se ha pasado de “despachar” coches a relacionarse directamente con el cliente para ofrecer una experiencia en la venta.

Todo ello supone una evolución en el proceso de valoración del cliente y que, hasta la fecha, ésta quedaba limitada a un formulario de calidad que no veía la luz, según la plataforma. La diferencia estriba en que ahora se hace público y se comparte, lo que aumenta notablemente la reputación del concesionario.

Esta iniciativa tiene el objetivo de convertirse en un sello de calidad dentro del sector de la distribución de automóviles, de manera que les ayude a diferenciarse y a acreditarse como un negocio de confianza de cara al público e, incluso, en las propias campañas. En la actualidad, el 81% de españoles asegura confiar más en un anuncio con valoraciones que sin ellas.

Al mismo tiempo, AutoScout24 indica que supone "un acicate para incentivar el buen hacer de los concesionarios y conseguir mayor reconocimiento frente a la marca que, a partir de ahora, tendrá un criterio objetivo para evaluar a su red".