Hella, junto a la firma CCR Logistics Systems AG, acaba de poner en marcha un sistema de recogida de baterías para talleres, para cumplir con la legislación ambiental en materia de baterías usadas y promover el reciclaje.

Recordemos que el pasado 25 de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 710/2015 por el que se modifica el Real Decreto 106/2008 sobre pilas, acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos.

 

El texto actual indica que los productores de baterías, quienes introducen inicialmente la batería en el mercado, no repercutirán el coste del tratamiento de la misma, una vez se convierta en residuo, a través de la factura.

Del mismo modo, los fabricantes que realicen la venta desde otros países deberán comunicar su condición de productores al Registro Integrado Industrial de ámbito estatal y cumplir con las obligaciones establecidas para ellos.

Hella, mediante su gama Ecology, ofrece una solución a la problemática creciente sobre la especulación con este material a través de un sistema regulado y garantiza un correcto proceso para el plomo, que se envía a una planta de fundición para ser reutilizado.