Neumáticos, frenos, amortiguadores,... Cuando hablamos de seguridad en el automóvil siempre pensamos en la sustitución de componentes por parejas, salvo cuando se trata del sistema de iluminación. Y es que pese a que una de las premisas básicas para el automovilista que acude al taller es reestablecer la seguridad de su automóvil, en ocasiones las lámparas pasan desapercibidas y no se tiene en cuenta un hábito más que recomendable: cambiar las lámparas de dos en dos, tal y como recomienda el experto en iluminación Philips a través de su campaña “Change in Pairs”.

Este hábito pone de manifiesto la falta de información del usuario sobre la importancia que tiene esta acción en términos de seguridad. Por eso, el profesional del taller tiene un importante papel a la hora de transmitir a su cliente la importancia que tiene para la seguridad vial un gesto tan sencillo como sustituir las lámparas por parejas. Una labor ampliamente positiva para la calidad de la conducción, al garantizar un sistema de iluminación óptimo que favorecerá ver y ser visto en carretera, y también en términos de negocio para el taller, al incrementar su facturación y la confianza del cliente. Por todo ello, el instalador desempeña un papel clave no solo en la elección de unas lámparas de calidad óptima y adaptadas a su función, sino también a la hora de que su sustitución se haga por pares.

El reparador, un socio de confianza

Debido a que la mayoría de los accidentes de tráfico se producen por la noche o con mal tiempo, la iluminación del vehículo es esencial para la seguridad de todos los usuarios de la carretera. Especialmente cuando los días son más cortos y las condiciones climáticas más desfavorables, pero no solo. Y es que las deficiencias en el sistema de iluminación contribuyen a alterar la percepción visual del conductor: atenúa los contrastes, reduce el campo visual y altera la apreciación de la distancia de seguridad, entre otros factores.

Transmitir mensajes de seguridad al automovilista

El profesional del taller es el mejor asesor para el automovilista. Es el principal prescriptor para el conductor a la hora de anticipar el final de la vida de las lámparas y, por lo tanto, el mejor consejero a la hora de recomendar el cambio por pares de las bombillas. Al final de su vida útil, las lámparas pierden intensidad, generando una iluminación deficiente del trazado que se hace patente, por ejemplo, en una menor visibilidad de las señales viarias.

Del mismo modo, cuando las lámparas están llegando al momento de ser sustituidas, se deterioran con mayor rapidez y si sólo se sustituye una unidad, es más que probable que la otra deje de funcionar pronto. Por ello, sustituir al mismo tiempo las lámparas por unidades nuevas mejorará la visibilidad del conductor gracias a una luz más brillante e uniforme que iluminará más lejos y sin deslumbrar al resto de conductores.

El mecánico, un referente con la calidad original de Philips

Hacer el cambio de lámparas por pares es más ventajoso tanto para el profesional como para el cliente. La sustitución por pares optimiza la productividad del taller y el conductor ahorra tiempo y trabajo, al no tener que regresar de nuevo al poco tiempo para cambiar la unidad no reemplazada.

Con Philips, el profesional sabe que trabaja con productos de la máxima calidad: más duraderos, resistentes y fáciles de instalar que garantizan al usuario una iluminación óptima de la carretera. La etiqueta de “Calidad Original” Philips garantiza la calidad del producto y la iluminación asegurando la ausencia de riesgo de fallos prematuros.

Novedades Philips: lámparas adaptadas a cada necesidad

Los nuevos productos desarrollados por Philips satisfacen las necesidades de los automovilistas y su movilidad en materia de seguridad y comodidad. Para ello ofrecen la tecnología más innovadora y soluciones a la medida de cada tipo de automóvil y cliente teniendo en cuenta sus hábitos y estilos de conducción.

- Philips Xenon WhiteVision gen2. Las lámparas Philips Xenon WhiteVision gen2 satisfacen las necesidades de los usuarios confiriendo a los faros una apariencia blanca de gran intensidad, que dota al automóvil de un aspecto y diseño personalizados. Asimismo, producen un haz de luz uniforme en la carretera que no deslumbra y una temperatura de color de hasta 5.000 Kelvin, la misma que las luces LED de conducción diurna, y todo ello cumpliendo con la normativa legal vigente.

- Philips Xenon X-tremeVision gen2. Diseñadas con una tecnología de Xenón avanzada, emiten una luz más cómoda para la vista y proporcionan la máxima visibilidad. Las lámparas Philips Xenon X-tremeVision gen2 ofrecen una visión hasta un 150% superior, de modo que el automovilista puede ver los objetos con antelación y mejorar su visión periférica.

- Philips RacingVision. Philips RacingVision es, probablemente, la lámpara halógena más potente jamás fabricada. RacingVision es una lámpara de rally legal en carretera que proporciona un haz hasta un 150% más luminoso, mejorando así la visibilidad y el contraste gracias a una tecnología de filamentos más precisa y avanzada, y una temperatura de color de hasta 3.500 Kelvin. RacingVision es la opción de iluminación ideal para quienes viven la carretera con pasión y quieren disfrutar de una conducción más segura y estimulante.