Iberdrola y la red de concesionarios Quadis han firmado un convenio de colaboración para impulsar la movilidad sostenible y el autoconsumo. La compañía energética ofrecerá soluciones para la instalación de puntos de recarga en sus centros, así como la posibilidad de ofrecer a sus clientes y empleados la adquisición de un vehículo eléctrico, junto a las soluciones integrales de recarga y autoconsumo de la compañía energética.

Quadis representa a más de 30 marcas y supera los 100 puntos de venta y posventa. En el marco de esta colaboración, Iberdrola ya ha dotado a dos de sus concesionarios con puntos de recarga de hogar en las zonas de exposición para mostrar su funcionamiento a los clientes. Las empresas se han comprometido también a promover acciones conjuntas para impulsar la movilidad eléctrica, como parte de su compromiso por un modelo empresarial más sostenible.

Iberdrola pone a disposición de los concesionarios de Quadis y sus clientes su solución Smart Mobility, que incluye la infraestructura de recarga, su instalación y garantía, así como la posibilidad de gestionar el servicio en tiempo real y en remoto desde el dispositivo móvil, a través de las aplicaciones desarrolladas por Iberdrola: la app de Recarga Pública Iberdrola, la app Smart Mobility Hogar o la web de Smart Mobility Empresas.

Además, los clientes y empleados de estos concesionarios podrán recargar la batería de sus vehículos con la energía 100% verde que ofrece Iberdrola, proveniente de fuentes de generación limpia, ya que estas instalaciones cuentan con certificados de garantía de origen renovable (GdOs).

Los puntos de recarga eléctrica de Quadis estarán disponibles en la App ‘Recarga Pública Iberdrola’, que incorpora información verificada de todos los cargadores de vehículo eléctrico operativos en España, tanto de Iberdrola como del resto de operadores. Desde la App, se geolocaliza el cargador y se puede reservar y pagar desde el móvil.

Por otro lado, Iberdrola despliega un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que prevé, en los próximos cinco años, la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga en hogares y en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías. Además, la apuesta por el despliegue de estaciones de alta eficiencia se concretará en la instalación de estaciones ultra rápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, súper rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros, y rápidas (50 kW) cada 50 kilómetros.