La empresa Recalvi SL acaba de obtener sendos certificados que acreditan su buena gestión y la generación de riqueza, con dos indicadores Ardán, otorgados por el Consorcio Zona Franca de Vigo (CZF) del Ministerio de Hacienda.

Recalvi Ardan generadora riqueza

La consecución de estos indicadores requiere el cumplimiento de unos requisitos muy exigentes y continuados en el tiempo. En concreto, el CZF acredita a Recalvi como “Empresa Generadora de Riqueza 2020”, un indicador que se concede a las empresas que presentan un EVA positivo en el periodo de análisis (en este caso, 2016-2018). El EVA mínimo del primer año para la consecución de este certificado debe ser superior a 150.000 euros y crecer al menos un 10% durante tres años consecutivos.

Recalvi Ardan empresa bien gestionada

Del mismo modo, el CZF reconoce a Recalvi como “Empresa Bien Gestionada 2020”. Para la obtención de este indicador, deben cumplirse simultáneamente criterios como el crecimiento de los ingresos, rentabilidad, productividad y liquidez, con valores por encima de la media del sector, y durante un periodo de tres años consecutivos.

Con la consecución de ambos indicadores, Recalvi se sitúa entre el selecto 5% de empresas gallegas que han alcanzado los criterios para obtener alguno de los distintivos Ardán.

“Las empresas con indicadores Ardán destacan por sus competencias diferenciales que las hacen más dinámicas, con alta capacidad de respuesta y adaptación a las exigencias del mercado”, subraya el Delegado Especial del Estado en el Consorcio Zona Franca, David Regades, en la carta enviada al director general de Recalvi, Chema Rodríguez. “Además, atraen talento e inversión, favoreciendo la competitividad global de nuestra región y la creación de empleo y riqueza”.

En su misiva, Regades transmite su “más sincera enhorabuena” a todo el equipo de Recalvi SL, así como un mensaje de aliento para “superar las circunstancias tan complicadas” del momento actual.

El servicio de información Ardán trabaja desde 1995 en la identificación de las Buenas Prácticas Empresariales, con el estudio y análisis de las empresas gallegas, para reconocer a las que presentan un alto grado de implicación en determinados parámetros de actividad. Ya en 2018, se establecieron los indicadores Ardán para acreditar y difundir la consecución de dichas prácticas empresariales.