Ajusa informa a sus clientes en su último informe técnico sobre las recomendaciones a seguir tras la instalación de nuevos taqués hidráulicos en el motor. En ocasiones, cuando se reemplazan los taqués hidráulicos, puede ocurrir que durante los primeros instantes de funcionamiento se escuche ruido causado por uno o varios de ellos. El sonido es característico y tiene su causa en la descarga de aceite completa o parcial en alguno de los taqués.

Cuando Ajusa dice que un taqué está descargado, hace referencia a que la cámara de alta presión del elemento hidráulico tiene aire en su interior, el aire al ser compresible permite la bajada del pistón hidráulico al máximo provocando ruido al llegar a esa posición.

Ajusa suministra todos sus taqués hidráulicos cargados con aceite de alta calidad para evitar este efecto; no obstante, es frecuente que tras su almacenamiento o durante el propio montaje éstos se descarguen. Si uno o varios taqués están descargados se producirá el característico sonido en el arranque.

Este ruido durará más o menos tiempo en función de la capacidad del taqué para recibir la carga de aceite, lo que depende directamente del estado general del motor y más concretamente de:

  • Nivel de aceite en el motor.
  • Calidad y tipo del aceite de motor empleado.
  • Estado de los conductos de aceite.
  • Estado de la bomba de aceite.

Una vez revisados los puntos indicados arriba, existe una serie de recomendaciones para facilitar la carga del taqué en el primer arranque tras su instalación en el motor en caso de ruido:

  • Mantener el motor a ralentí durante cinco minutos.
  • Si persiste el ruido, acelerar a 2000 rpm durante tres minutos.
  • Dejar a ralentí durante 30 segundos.
  • Si persiste el ruido, volver a acelerar el motor a 2000 rpm durante tres minutos.
  • Dejar a ralentí durante 30 segundos.
  • En caso de persistir el ruido, repetir los puntos hasta cuatro veces más.