Una red muy densa de puntos de recarga se considera un factor crucial en la decisión de compra de un coche eléctrico. ANFAC cifra en 7.607 el número de puntos de recarga públicos en España. Las tarjetas de acceso a la recarga de los proveedores y operadores funcionan con frecuencia sólo en ciertos puntos. Sumado a esto, hay una mezcla de términos y condiciones, tipos de enchufes y diferentes clasificaciones.

La red de recarga de Bosch cuenta actualmente con más de 150.000 puntos en 16 países europeos, a los que los conductores pueden acceder desde una app de plataforma central. La compañía ha construido la red mediante la negociación de contratos con operadores y utilizando métodos como el roaming para conectar los puntos de recarga. Para los conductores de coches eléctricos esto significa que pueden usar la app patentada de Bosch "Charge My EV" o proveedores afiliados como "Clever Laden" para encontrar puntos libres durante todo el día. Además, la red de recarga de Bosch está en constante crecimiento: para finales de 2020, se espera que incluya unos 200.000 puntos en toda Europa.

En mayo, solo en Alemania hubo 288 tarifas distintas de electricidad para vehículos (fuente: EuPD Research, mayo 2020). Bosch compara estas tarifas y desglosa lo que tendrán que pagar en cada punto de recarga y qué términos y condiciones se aplican en cada uno de ellos.La compañía también quiere poner fin a la gran cantidad de tarjetas de recarga. Prácticamente uno de cada dos conductores de coches eléctricos (45%) utiliza de dos a cuatro tarjetas diferentes para acceder a los puntos de recarga, y el 15% de ellos al menos cinco (fuente: NewMotion).

bosch puntos recarga app 2

Para utilizar los servicios de recarga de Bosch, todo lo que se necesita es un inicio de sesión único en la aplicación del smartphone, de forma que los conductores recarguen donde y cuando quieran, sin el inconveniente de tener que registrarse primero en un punto de recarga que no han utilizado previamente. La solución de Bosch también simplifica el pago: la app paga utilizando los datos cargados de la tarjeta de crédito y proporciona a los usuarios un extracto mensual de los costes de la recarga.

Para una mayor comodidad, Bosch está desarrollando una solución integrada de navegación y recarga en la que el ‘infotainment’ y la propulsión eléctrica van de la mano. ‘Convenience Charging’ (recarga de conveniencia) mantiene a conductores y coches eléctricos constantemente actualizados sobre la autonomía restante y dónde pueden recargar su batería. Si el lugar de recarga planificado originalmente está ocupado, se reprograma automáticamente una nueva parada y el sistema de navegación se reprograma. Además, las rutas recomendadas y los puntos de recarga se adaptan a las preferencias personales de los conductores. Esto puede incluir, por ejemplo, la opción de recarga rápida o económica. Los conductores también pueden indicarle al sistema que busque puntos cerca de restaurantes o con wifi gratuita.

‘Convenience Charging’ permite aprovechar mejor el tiempo de recarga, ya que los usuarios pueden recibir compras realizadas directamente en el punto de recarga o canjear cupones y vales en restaurantes y centros comerciales adyacentes. Además, la solución de navegación y recarga nunca dejará de mejorar gracias al aprendizaje automático.

Por otro lado, las soluciones de Bosch para recargar vehículos funcionan también en un segundo plano en los buscadores de puntos de recarga proporcionados por fabricantes de automóviles, gestores de flotas y proveedores de servicios de movilidad. Utilizan una solución de marca blanca para integrar la red de recarga en sus propias aplicaciones o directamente en los sistemas de información y entretenimiento de sus vehículos. La información contenida en la red puede complementarse con los puntos de recarga en las instalaciones de una empresa, donde los empleados o clientes pueden recargar sus vehículos. En estos casos, Bosch se encarga de incorporar los puntos de recarga, la gestión de partners y la facturación, poniendo a disposición la infraestructura IT necesaria.