El nuevo sistema de recarga ultrarrápida se instalará en las estaciones de servicio de Repsol, que cuenta actualmente con 31 puntos de recarga eléctrica de los 200 puntos que tiene instalados de acceso público con Ibil.

Permitirá cargar una batería al mismo tiempo que se tarda en rellenar el depósito con carburantes convencionales, es decir, unos seis minutos para todo vehículo que puede recargar a esta velocidad, informa la página web de Faconauto.

Este punto de recarga supondrá 700 Kw de potencia con varias posibles configuraciones. Se podrán recargar cuatro vehículos a 175 Kw -una potencia superior a los 120 Kw de los supercargadores de Tesla- o dos vehículos a 350 Kw. Los únicos dos modelos de coche eléctrico que, hoy por hoy, pueden utilizar esta elevada tensión para la carga son el Porsche Taycan y el Audi e-tron, mientras que el resto se espera que utilicen los 175 Kw que supone del orden de 30 minutos por recarga.