La petrolera Repsol y el grupo mexicano Kuo han cerrado un acuerdo por el que Dynasol, una sociedad conjunta dedicada a la producción de caucho sintético, pasará a centrarse en el desarrollo de productos para el negocio de neumáticos de alto rendimiento.

 

Kuo aportará a la nueva área sus negocios de caucho de Altamira (México), Santander (España) y China, que ya dedican la mayor parte de su producción a neumáticos.

La petrolera española, por su parte, contribuirá con activos de acelerantes químicos que tiene en Álava (General Química), que actualmente es el segundo productor de Europa de esta especialidad.

Dynasol tendrá sede en Madrid y centros productivos y oficinas en los tres países mencionados. La previsión es que llegue a producir 500.000 toneladas de materiales de alto valor añadido y alcance unos ingresos anuales de unos 750 millones de dólares (unos 690 millones de euros al cambio actual).

La operación está pendiente de recibir la aprobación de las autoridades de la competencia y del Gobierno.

Recordar que Kuo y Repsol son socios al 50 % de Dynasol desde 1999. En la actualidad la empresa produce caucho sintético y es el segundo fabricante mundial en modificación de asfaltos, que comercializa en 70 países.