Como participante en la 12ª edición de la Conferencia MTZ de Frankfurt (Alemania), Schaeffler mostró que existe una amplia variedad de tecnologías de propulsión, pero también que las diferentes áreas de aplicación y circunstancias de uso que se dan en la vida real requieren que estas tecnologías se combinen entre sí de un modo inteligente. Sólo así se lograrán los mejores resultados en materia de respeto al medio ambiente y la eficiencia energética.

“En el camino hacia una movilidad libre de huella de carbón, Schaeffler puede recurrir un amplio abanico de esquemas de propulsión”, explicó Matthias Zink, CEO Automotive OEM en Schaeffler. “Debido a nuestro conocimiento sobre la interacción entre motores de combustión interna, transmisión y propulsión eléctrica, tenemos la capacidad necesaria para desarrollar las mejores soluciones técnicas que cumplan los requerimientos particulares de cada uno de nuestros clientes de cualquier lugar del mundo”.

El principal objetivo de esta nueva edición del ciclo de conferencias MTZ son los conceptos de propulsión del mañana. Para Schaeffler, esta prospección hacia el futuro pasa por conocer de manera individual las tecnologías más actuales, concentrándose en su potencial para combinarse adecuadamente. Esta capacidad forma la base del desarrollo tecnológico avanzado; por ejemplo, el conocimiento del comportamiento de los propulsores en materia de vibración y las tecnologías de amortiguación de vibraciones se han convertido en materias indispensables para diseñar motores de combustión con desactivación de cilindros.

Aspectos como la optimización de estrategias o el conocimiento en materia de diseño son esenciales a la hora de desarrollar propulsores eléctricos compactos y potentes, y para combinar adecuadamente componentes individuales, como el motor, el sistema electrónico o la transmisión. El objetivo final de esta compleja estrategia no es sino lograr un esquema de propulsión eficiente, limpio y equilibrado.

Otros temas que se abordaron en la conferencia de Frankfurt fueron las pilas de combustible, así como las tecnologías para la fabricación de carburantes sintéticos. “Nuestros clientes pueden esperar que desarrollemos soluciones para todos los conceptos y necesidades”; destacó Zink. En el encuentro, por ejemplo, Schaeffler mostró su visión de partida acerca de la importancia de los recubrimientos inteligentes aplicados a la tecnología de pila de combustible.