Schaeffler ha colaborado con la Obra Social San Juan de Dios para contribuir a paliar los efectos de la crisis sanitaria y social en los colectivos más afectados dentro del programa “Conecta Emociones”, en el marco de la campaña “Las caras de la vulnerabilidad”. La compañía ha realizado una aportación económica destinada a la compra de tablets para diferentes centros hospitalarios para que los pacientes ingresados afectados por el coronavirus puedan contactar con sus familiares.

Las personas ingresadas afectadas por el Covid-19 se encuentran en una situación muy vulnerable y esto se acentúa, sobre todo, en el caso de las personas mayores. El confinamiento, el aislamiento, su enfermedad y la imposibilidad de ver a sus familiares les provoca consecuencias físicas y, sobre todo, psicológicas y emocionales. Por eso, Schaeffler está colaborando con la Obra Social San Juan de Dios para conseguir que todos los pacientes puedan mantener ese contacto por videollamada con sus personas más allegadas en todos los centros. Además, el personal sanitario puede informar en las videollamadas sobre el estado y evolución del paciente a las familias, de manera que éstas se sientan más informadas y más cerca de la persona ingresada.

Schaeffler contribuye así a que ofrezcan este servicio centros como el Parc Sanitari Sant Joan de Déu, Hospital Terres de Lledia, Hospital San Joan de Déu Mallorca, la Fundación de Atención a la Dependencia y la Fundación Germà Tomás Canet, gestionados por la Obra Social San Juan de Dios.

Una parte de la aportación económica de Schaeffler se destinará también a la compra de ordenadores portátiles para que estudiantes sin recursos puedan continuar con sus estudios desde su casa o centro específico.

“Esperamos que nuestra colaboración contribuya a paliar los efectos generados por el coronavirus que ha provocado situaciones muy duras en el ámbito hospitalario y social, así como en el ámbito educativo. Sentimos este tipo de acciones como parte de nuestra responsabilidad con la sociedad como empresa y estamos encantados de poder colaborar una vez más con la Obra Social San Juan de Dios”, afirma Valentín Guisasola, CEO de Schaeffler Iberia.

La Obra Social San Juan de Dios forma parte de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, entidad religiosa y organizacón internacional de cooperación sin ánimo de lucro del mundo. Fundada hace más de 500 años, en la actualidad cuenta con 400 centros en 55 países para atender a las personas que están en riesgo de exclusión y con un gran nivel de vulnerabilidad social.

(Imagen cedida por la Obra Social San Juan de Dios)